Puigdemont incrementa en un 10% el personal eventual del Gobierno

Munté achaca a la reforma del gabinete el aumento de 130 a 144 empleados

El Gobierno de Carles Puigdemont podrá esta legislatura aumentar el personal eventual de sus diferentes departamentos de 130 a 144 trabajadores. El Ejecutivo se regía hasta ahora por un acuerdo vigente desde 2011, el primer año de mandato de Artur Mas, y ayer emitió un decreto que permitirá aumentar el tope hasta los 144 empleados. Neus Munté, consejera de Presidencia, achacó el incremento, de entorno al 10%, a la creación del Departamento de Exteriores, a la “nueva composición” del Gobierno y a áreas transversales que se impulsarán desde Presidencia.

Con un tope de 41 personas, el departamento de Presidencia es el que tendrá mayor capacidad de contratación; el de vicepresidencia, dirigido por Oriol Junqueras, podrá disponer de 12 empleados eventuales y el resto de consejerías ocho. El área de Exteriores, dirigida por Raül Romeva, cuyas funciones han sido parcialemente suspendidas por el Tribunal Constitucional, podrá contar con de 11 empleados eventuales, una cifra muy inferior a la de Presidencia. Es en esta área donde se visualiza más cómo Convergència y Esquerra han duplicado cargos.

Munté intentó avanzarse a las posibles críticas que la medida genere en la oposición recordando que en 2007, durante el segundo gobierno Tripartito, el número de empleados eventuales era de 218 y que en 2011 se redujeron a 130. En esta plantilla eventual, no está contemplado el personal eventual asignado a los expresidentes de la Generalitat ni los asesores de los grupos parlamentarios ni el personal de las delegaciones.

El Ejecutivo aprobó ayer cuatro nombramientos: el de los directores del CAR y el del Centre de Iniciativas para la Reinserción y dos nuevos directores generales: el de Investigación e Innovación en Salud y la de Comercio. Puigdemont ya ha perfilado toda la estructura del ejecutivo —ya se ha publicado en el DOG— y comportará, salvo cambios de última hora, elevar los altos cargos de su gabinete hasta 155 personas frente a los 144 que se contabilizaron con Mas, lo que implica un aumento del 8% respecto al mandato anterior.