Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La diputada que denunció Taula: “Mi posición es la de acusación”

Rosa Pérez, de Esquerra Unida, declara tres horas ante la Guardia Civil y sale sin citación judicial

Rosa Pérez Garijo, la diputada que denunció el caso Taula, antes de declarar ante la UCO en Valencia.

Rosa Pérez, la diputada de Esquerra Unida que dio origen a la investigación de la trama Taula al presentar ante la Fiscalía una demanda acompañada de 10 horas de grabaciones realizadas en secreto por el ex alto cargo Marcos Benavent, ha declarado este martes durante cerca de tres horas ante la Guardia Civil. "Mi posición procesal es la de acusación. No me han dado ninguna citación para acudir ante el juez", ha dicho Pérez.

La parlamentaria provincial ha indicado que le han pedido que no revele datos de lo que ha explicado ante los agentes. Pero sí ha explicado que ha dedicado la mayor parte del tiempo desentrañando la documentación que ella misma había llevado sobre la presunta trama corrupta. "He ampliado la información que ya había entregado a fiscalía", ha agregado.

Pérez había sido citada en el cuartel del distrito valenciano de Patraix por la Unidad Central Operativa (UCO) encargada de las pesquisas. Los investigadores le habían indicado que acudiera acompañada de su abogado. Pérez, que ha salido del cuartel con aspecto tranquilo, ha señalado que ha sido solo por su "seguridad".

Una de las partes del caso Taula, en el que se ha desmantelado una supuesta red de cobro de mordidas y financiación ilegal del partido vinculada al PP valenciano, está centrada en la supuesta contratación irregular de asesores y personal en la Diputación de Valencia y especialmente en su gran empresa, Impulso Económico Local Sociedad Anónima (Imelsa), de la que Benavent era gerente.

Pérez tuvo la pasada legislatura un asesor a cargo de Imelsa. Según fuentes de Esquerra Unida, este trabajó con normalidad e "intensamente", y existen pruebas que así lo demuestran.

El juez Víctor Gómez ha imputado a 80 personas en la causa, la mayoría de ellas relacionadas con el PP. La UCO analiza ahora, a raíz de las declaraciones prestadas por Benavent, si dirigentes de otros partidos en la Diputación pudieron cometer irregularidades al contratar a enchufados que, además, no habrían trabajado realmente para Imelsa. Además de Pérez han sido citados responsables socialistas y de Compromís. Contra ellos no existe de momento acciones judiciales.

Más información