El Langui bloquea otro autobús que no le dejó subir con su silla mecanizada

El consejero de Transportes recibirá este jueves al artista para encontrar una solución

Juan Manuel Montilla, El Langui, lo ha vuelto a hacer. Ayer lunes paralizó de nuevo un autobús interurbano durante más de dos horas en la localidad en la que reside, San Martín de la Vega. Es la tercera vez en la que el rapero y actor realiza una acción de este tipo en protesta porque el servicio de transporte público no le deja subir con su silla de ruedas motorizada. Las anteriores protestas se produjeron en la tarde del jueves y en la mañana del viernes. El consejero de Transporte de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán (PP), recibirá este jueves al artista para encontrar una solución al problema.

El jueves pasado El Langui, que padece una enfermedad motora, bloqueaba con su silla por primera vez la salida de un autobús de la línea 412 que hace el trayecto entre Madrid y San Martín de la Vega. Al artista se le impidió acceder al vehículo en el intercambiador de Villaverde Bajo Cruce porque, según el conductor, había recibido un mensaje de sus superiores con la instrucción de que el vehículo motorizado que utiliza no estaba autorizado a subir porque "no se adapta a la normativa" y "podría suponer un peligro para el resto de viajeros". Sin embargo, en declaraciones a la cadena Ser, El Langui recordaba que cumple dicha normativa porque su silla no pesa más de 300 kilos y que debe de ser la empresa concesionaria, La Veloz, la que garantice el transporte de personas con movilidad reducida.

El lunes por la mañana, El Langui, ganador de dos Goyas en 2008, repetía la acción en la parada situada en la Avenida Doctor Manuel Jarabo, en San Martín de la Vega. Tras conocer la nueva protesta, el consejero de Presidencia, Ángel Garrido, admitió que el reglamento de viajeros no contemplaba el acceso de este tipo de vehículos y que hay "un vacío legal" al respecto. Pero esta vez El Langui no estaba solo. Le acompañaban 19 vecinos, la mayoría miembros de la agrupación local de Sí Se Puede San Martín de la Vega. Entre ellos estaba el concejal de la formación Javier Alejo. "El Langui lleva haciendo el mismo trayecto ocho años sin problemas". En opinión de Alejo, "el problema real es que los autobuses van llenos, con mucha gente de pie, y el nuevo modelo de autobuses dificulta las maniobras de la silla" con la que se mueve el artista.

El propio afectado ha denunciado el caso en las redes sociales: "Los animales pueden subir y viajar" en los medios de transporte público pero parece que "las personas no". "Seguiré parando autobuses hasta que todas las flotas interurbanas sean accesibles". El Langui ha anunciado que seguirá en esta posición hasta que la Comunidad de Madrid y el Consorcio Regional de Transportes "hagan cumplir con el derecho que tienen las personas".

El pasado viernes, el incidente finalizó con su traslado a su residencia en San Martín de la Vega en una unidad del Samur Social, tal y como han confirmado a Europa Press fuentes del Consorcio Regional de Transportes. La compañía explicó que está prohibido el paso al vehículo con una silla de ruedas con baterías, "por su peso, dimensiones y los problemas de seguridad derivados". Alegan que la regla se estableció hace dos años, cuando un ciudadano que accedió con una silla de ruedas de este tipo a uno de los vehículos "perdió estabilidad (durante el viaje) y tuvo un incidente".

Desde la entidad regional esgrimen que las plataformas de autobuses pueden tener impedimentos en levantar estas sillas motorizadas, "y algunos autocares de la flota no están lo suficientemente adaptados en cuanto a espacio, como es el caso de los autobuses interurbanos". No obstante, el Consorcio Regional de Transportes ha anunciado que está trabajando en una nueva normativa para determinar qué sillas de ruedas pueden acceder a los vehículos o qué adaptaciones han de realizar en los mismos


Más información