Alarma por el deterioro de los humedales andaluces

Fundación Savia reclama la aplicación de modelos de agricultura ecológica para salvar zonas claves para la biodiversidad

La mitad de la superficie de humedales de España está en Andalucía y corre peligro. Estas zonas, de especial relevancia para garantizar la biodiversidad y donde habitan 800.000 ejemplares de 90 especies de aves, se encuentran en situación crítica por la degradación causada por la acción del hombre, las alteraciones de sus características propias y la utilización masiva de pesticidas y herbicidas. La Fundación Savia ha remitido un informe sobre la situación de estas áreas y reclamado la aplicación de medidas, como la implantación de modelos de agricultura ecológica, para salvaguardar estos espacios.

El informe de la organización de defensa de los valores rurales advierte que la pérdida de suelo puede llegar en algunas zonas de la campiña andaluza central a 50 toneladas por hectárea y año. Esta degradación afecta principalmente a seis de las ocho provincias andaluzas: Málaga, Sevilla, Córdoba, Cádiz, Jaén y Huelva.

Labores agrícolas como el arado o el uso masivo de herbicidas así como la modificación de cauces favorecen la erosión del suelo, colmata los humedales y contamina los recursos hidrológicos. Estas circunstancias, unidas al insuficiente control de la aplicación de las normas o a la ausencia de mecanismos de protección, han llevado a la degradación de los humedales.

Fundación Savia ha remitido el informe y un escrito a la Consejería de Medio Ambiente con propuestas para corregir el deterioro y ha advertido que es “imprescindible” la aplicación de los modelos de agricultura ecológica “en todas las cuencas vertientes superficiales de las lagunas endorreicas andaluzas”.

La utilización de estos sistemas de cultivo permitiría “minimizar la colmatación de las lagunas, reducir la contaminación, mejorar la calidad de las aguas y aumentar la capacidad de los acuíferos.