Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Fracasa la negociación entre TMB y la plantilla de metro

Los trabajadores se manifiestan en Barcelona para presionar a la dirección

La negociación entre Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB)  y la plantilla de Metro ha acabado esta madrugada sin acuerdo. El Departamento de Trabajo ha convocado este lunes a las 20.30 a ambas partes, después de que los trabajadores presentaran por la tarde una propuesta rebajando sus exigencias. La empresa ha puesto como condición que el pacto no entre en vigor hasta que se firme un nuevo convenio colectivo, algo que el comité de huelga ha rechazado. "Llevan seis meses bloqueando la negociación del convenio, no sabemos cuándo se va a firmar así que ese requisito era inasumible", ha afirmado Óscar Sánchez, portavoz de los empleados.

Ambas partes no habían mantenido ningún diálogo desde la madrugada del domingo, cuando el comité de empresa se levantó de la mesa de negociación indignado porque, según su versión, los directivos de TMB habían exigido como requisito para llegar a un acuerdo la firma de un convenio colectivo ese mismo día. Esa versión fue negada por el Ayuntamiento de Barcelona a la mañana siguiente.

TMB no hizo en ningún momento el intento de reiniciar las conversaciones para evitar una nueva jornada de huelga en el penúltimo día del Mobile World Congress. En la tarde de ayer fue el comité el que ha acudido a la autoridad laboral para presentar un borrador. Horas después y tras una manifestación en la plaza Sant Jaume a la que asistieron cerca de mil personas, la compañía ha citado a los trabajadores en la sede del Departamento de Trabajo, donde han estado reunidos hasta las 2.30 del martes.

Los empleados, que tienen otro paro de 24 horas programado para el miércoles, han enviado a la autoridad laboral un borrador en el que han eliminado lo que TMB señalaba como "principal escollo" para llegar a un acuerdo, según ha informado el presidente del comité de empresa, Antonio Ceballos.

El preacuerdo retrasa a 2019 la contratación a tiempo indefinido de alrededor de 60 personas que actualmente trabajan como temporales cada verano en la empresa municipal. La plantilla exigía en un principio que esto sucediera en 2018, mientras que TMB pedía que no se hiciese hasta un año después. "Ellos decían que este era el principal escollo así que, ahora que lo hemos quitado, deberían aceptarlo", ha afirmado Ceballos.

Manifestación de presión a TMB

Al menos 700 trabajadores de Metro de Barcelona han salido este lunes a las 16.30 desde Jardinets de Gràcia en dirección a la plaza Sant Jaume para presionar a Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y conseguir que acepte el preacuerdo que el comité de huelga ha propuesto esta tarde. Al grito de "Colau, escucha, el pueblo está en lucha", los empleados de la empresa municipal recorren la calle de Pau Claris con bocinas y petardos el día que el paro ha dificultado la movilidad de la ciudad durante la inauguración del Mobile World Congress.

"Nos la ha colao, Colau", grita una trabajadora entre la música que anima la manifestación. Una furgoneta con dos muñecos que representan a la presidenta de TMB, Mercedes Vidal, y el director de Metro, Marc Grau, lidera la marcha. Le sigue una pancarta con mensajes contra la congelación salarial, una medida que han sufrido los trabajadores durante los últimos cuatro años y que la dirección ha ofrecido terminar con un aumento del 1% del sueldo para 2016 si cancelan la huelga.

El portavoz del comité de huelga, Óscar Sánchez, ha insistido en que esta debe darse este lunes para que haya tiempo suficiente de organizar una asamblea que apruebe desconvocar la huelga del miércoles

La negociación entre los trabajadores y la empresa se rompió el domingo a la una de la madrugada y desde entonces ninguna de las partes había intentado un acercamiento. Sánchez ha descartado que el plan de contingencia puesto en marcha por GSMA, la organizadora del congreso, para evitar que la huelga afecte a los asistentes haya influido en la decisión de los trabajadores de dar el primer paso y ha recordado que el seguimiento del paro es del 100%. "Lo que pasa es que teníamos mucha documentación y no ha sido hasta ahora que hemos podido revisarla y encontrar una vía alternativa", ha sostenido.

Más información