Salud examinará a las embarazadas que hayan estado en países con zika

Las mujeres que den positivo por el virus serán trasladadas al hospital de Vall D'Hebron o al Clínic, los dos hospitales de referencia en Cataluña

Todas las mujeres embarazadas que hayan estado en países con zika y pasen por un centro sanitario catalán serán sometidas a una prueba diagnóstica para comprobar si están infectadas. Se trata de la primera medida de un protocolo presentado ayer por la Agencia de Salud Pública y elaborado con la ayuda de varias instituciones médicas. “Es una medida de prevención. En Cataluña no hay transmisión del virus y los casos detectados son importados”, enfatizó Joan Guix, secretario de Salud Pública.

La prueba se hará independientemente de si la paciente ha presentado o no los síntomas. La población objetivo del protocolo son las mujeres que han visitado países de riesgo durante la gestación o incluso un mes antes. A las pacientes también se les preguntará si su pareja sexual ha estado de viaje en zonas con circulación activa del virus, pues el zika también está presente en el semen. El texto recomienda el uso del condón durante un mes después del viaje, aunque no haya síntomas.

Si el examen sanguíneo confirma la infección, la paciente será derivada al Hospital Clínico o al Vall d'Hebron. En esos centros se realizará un seguimiento cada tres o cuatro semanas, que incluye ecografías y neurosonografias, una prueba que permite ver mejor el desarrollo del cerebro del feto. El protocolo promovido por el Ministerio de Salud propone que estas revisiones se hagan cada dos semanas, pero desde la Sociedad Catalana de Obstetricia defienden que “con tres semanas es suficiente”, de acuerdo con su presidenta, Elena Carreras. El desarrollo del cerebro se produce en una etapa tardía del embarazo, lo cual también dificulta un diagnóstico de los posibles efectos.

En el caso de que se detectara alguna anomalía en el neonato, se activarán también los protocolos para abordar malformaciones. Sin embargo, Guix recordó que solo el 8% de los casos de microcefalia en el mundo están relacionados con el zika, una cifra que ha ido a la baja en los últimos días. Carreras, por su parte, recordó que las consecuencias del zika aún están siendo investigadas, con lo que este seguimiento especial a las posibles afectadas permitirá, además, aumentar el conocimiento sobre los efectos del virus.

Tras el parto, de acuerdo con el protocolo, también se hará un seguimiento de la salud del bebé, como evaluaciones neurológicas. Guix recordó que los 14 casos notificados de zika en Cataluña, dos corresponden a mujeres embarazadas, que están bien de salud. No hay conocimiento de casos autóctonos y todos provienen de personas que habían viajado a países en los que el virus estaba extendido, sobre todo en América Latina.

Más información