Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Espiritualidad sin fronteras

El Festival de Arte Sacro arranca la semana que viene con 30 conciertos y una apuesta por el talento español

La espiritualidad entendida como algo inherente al ser humano, como un concepto “abierto y universal”. Así define la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la XXVI edición del Festival de Arte Sacro, que arranca el 25 de febrero y dura hasta el 3 de abril. 30 conciertos en ocho localidades que exploran las aspiraciones metafísicas del ser humano y su reflejo en la música a través de 32 artistas y grupos.

Uno de los objetivos de esta edición, según la presidenta regional, es “que los jóvenes se enganchen a este tipo de música”.

Abre el festival, el jueves 25, el grupo La Galanía, capitaneado por Raquel Andueza y Marta Infante. El conjunto tiene una carrera internacional de éxito y llega a la parroquia de San Ginés (Madrid) con el oratorio Pegaso, un programa que evoca al caballo alado de la mitología griega y supone un estreno en España.

En esta edición no solo serán las iglesias las que acojan los recitales —entre las que cabe destacar San Antonio de los Alemanes, San Francisco el Grande o el Oratorio del Caballero de Gracia—. Salas como los Teatros del Canal, el Real Coliseo de Carlos III de San Lorenzo de El Escorial o el Teatro de la Abadía también serán sedes en las que “se explorarán las conexiones entre la música y las otras artes en relación con la espiritualidad”. “Tanto en una iglesia como en un teatro, tenemos ese momento de revelación que nos invita a trascender”, explica Pepe Mompean, nuevo director del festival.

Entre los conciertos que ocuparán la cuaresma y más allá de la Semana Santa, destacan algunos programas inusuales en las agendas de los teatros y salas. Un ejemplo son las Sonatas del Rosario, de Biber, de las que se encargará Lina Tur Bonet en la iglesia de San José. El grupo Los afectos diversos, por su parte, llevarán al altar de San Ginés un programa que quiere ser un homenaje a Cervantes y Shakespeare en el cuarto centenario de su muerte.

Otro estreno absoluto es el espectáculo Harmonías del firmamento, en el que María Rodés mezcla la Guerra Civil, la astronomía, la religión y la música. Otro espectáculo para el oído y la vista será el que traiga Nao d'Amores con su arriesgado Misterio del Cristo de los Gascones a Getafe.

La apertura hacia otras músicas este año tiene dos programas especiales en torno al jazz a través de una obra fundamental: A love supreme, de John Coltrane. Pepe Sánchez dará su visión en el Canal respetando la formación original de cuarteto. Y Jorge Pardo insuflará nuevos aires a la obra de Coltrane con un estreno absoluto del festival que mezcla el jazz con la música de los esclavos islamizados del Magreb.

Otra de las novedades de esta edición es la colaboración del festival con otras instituciones de peso con sede en la Comunidad, como el ciclo que se realizará en el Auditorio 400 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía; o con Patrimonio Nacional, que cede la Iglesia de la Encarnación y la inexpugnable capilla del Palacio Real para sendos conciertos.

Además, habrá cine con el ciclo El tiempo esculpido, que reflexionará sobre el acercamiento del séptimo arte a la mística en la Sala Alcalá 31.

Festival de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid. Del 25 de marzo al 3 de abril. Más información