Selecciona Edición
Iniciar sesión

La Guardia Civil interroga en Taula a cargos socialistas, de Compromís y EU

Se investiga la supuesta contratación irregular de personas en la Diputación de Valencia

La Guardia Civil ha citado para su interrogatorio a cargos socialistas, de Compromís y de Esquerra Unida en el seno del caso Taula, la trama de corrupción vinculada al PP valenciano en el que ya han sido imputadas 80 personas, la mayor parte de ellas vinculadas a este último partido. La llamada a declarar por parte de los investigadores a destacados dirigentes provinciales de otras fuerzas políticas está relacionada, según fuentes del caso, con la supuesta contratación irregular de personal en la Diputación de Valencia, una de las ramificaciones de Taula que afectaría a todas las formaciones que han tenido representación en la Corporación en las últimas legislaturas.

Socialistas y Compromís han anunciado que los afectados dejarán sus cargos de forma cautelar hasta que su situación con respecto a la investigación judicial quede clara.

Entre los citados a declarar se encuentra la portavoz de Esquerra Unida y vicepresidenta en la Diputación, Rosa Pérez Garijo, que fue la denunciante original de Taula al presentar en Fiscalía una denuncia y 10 horas de grabación que reflejaban el presunto cobro de comisiones a cambio de contratos públicos. También han sido llamados a declarar en fase prejudicial —esto es, todavía no lo ha decidido el juez, pero deben ir con sus abogados— el histórico dirigente socialista José Manuel Orengo, y su compañero de partido Raúl Pardós. Así como Emili Altur, de Compromís, y Emili Mira, también miembro de esta coalición y secretario de Organización de Iniciativa pel País Valencià, uno de los partidos que la integran. Hay también personas vinculadas a UGT y Comisiones Obreras que han sido llamadas a declarar por la Guardia Civil.

Fuentes cercanas a la investigación han apuntado que la decisión la ha tomado la Guardia Civil, y que el mantenimiento de la condición de imputados la decidirá más tarde el juez Víctor Gómez que instruye el procedimiento.

La rama de la investigación sobre los supuestos enchufes en la Diputación de Valencia consistiría, según fuentes próximas al caso, en que durante años los partidos utilizaron Impulso Económico Local Sociedad Anónima (Imelsa), la gran empresa pública de la Corporación, para contratar a las personas que se dedicaban a trabajar como asesores de los partidos en la asamblea provincial. Esto es, figuraban como contratados en Imelsa, pero en general no aparecían por allí porque desempeñaban sus tareas en la misma Diputación. En algunos casos, ni siquiera habrían trabajado en esta Corporación, sino que habrían actuado como liberados de sus partidos en sus propios pueblos.

Esta información habría sido trasladada a los investigadores por parte de Marcos Benavent, exgerente de Imelsa, el ex alto cargo que grabó en secreto las corruptelas de su partido, y que conocía el funcionamiento de estas contrataciones presuntamente irregulares.

El presidente de la Generalitat y secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, y la vicepresidenta y líder de Compromís, Mònica Oltra, han anunciado la suspensión temporal de los cargos que ocupan los citados por la Guardia Civil. Han sido estos quienes han puesto sus cargos a disposición de sus formaciones.

Reacciones

Pérez Garijo ha considerado "indignante" su citación, que ha considerado una "maniobra de despiste", y ha recordado que fue ella quien denunció la trama vinculada al PP valenciano que presuntamente cobró comisiones del 3% por cientos de contratos públicos y financió irregularmente al partido. La diputada provincial publicó en su cuenta de Twitter: "Precio de enfrentarse a los poderosos: 5 denuncias y ahora citada a declarar como investigada en el caso Taula, para que cunda el ejemplo".

La presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, ha afirmado en las Cortes Valencianas que quien "esté libre de pecado que tire la primera piedra". Y ha considerado que la citación realizada por la Guardia Civil demuestra que la corrupción no solo afecta a un partido, sino que se trata de un mal que los está "matando a todos".

Puig ha declarado, por su parte, que los grupos que sustentan al Gobierno valenciano reaccionarán ante la corrupción "con radical diferencia a como han actuado ustedes: son absoluta contundencia, honradez y honestidad, pese a que hayan difundido que todos somos iguales, a la hora de la verdad se verá cómo todos no somos iguales".

El presidente de la Diputación, el socialista Jorge Rodríguez, ha manifestado su "sorpresa" e "indignación" por las citaciones en una comparecencia junto a Pérez Garijo y Altur. "Hay que dar la cara cuando uno está tranquilo y confía en el equipo que lo acompaña en un viaje, que es mi caso. Hay que salir a dar la cara desde la serenidad y la tranquilidad", ha afirmado.