Selecciona Edición
Iniciar sesión

Urkullu ofrece un “sincero homenaje” a las víctimas de abusos policiales

El Gobierno vasco contará con las 187 víctimas de abusos policiales para construir la convivencia

El lehendakari, Iñigo Urkullu, a ofrecido hoy a las víctimas de abusos policiales el "sincero" reconocimiento de la sociedad vasca en un solemne acto celebrado en San Sebastián, en presencia de decenas de afectados por este tipo de acciones y ante representantes de todos los ámbitos institucionales de Euskadi. Al evento, celebrado en el palacio de congresos Kursaal, han asistido la presidenta del Parlamento autonómico, Bakartxo Tejeria; el defensor del pueblo vasco (Ararteko), Manu Lezertua; el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, y el Fiscal Superior de Euskadi, Juan Calparsoro, además del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, y varios consejeros del Gobierno vasco

El acto, durante el que se han proyectado distintos vídeos y se ha escuchado el testimonio de varias víctimas, ha contado también con la participación de representantes de la mayoría de partidos vascos como el portavoz del PNV, Joseba Egibar; el dirigente del PSE José Antonio Pastor, el de EH Bildu, Julen Arzuaga, y el del PP Carmelo Barrio, junto a la diputada guipuzcoana de Podemos en el Congreso, Nagua Alba. El reconocimiento celebrado hoy en la capital guipuzcoana tiene su origen en el decreto 107/2012 del Gobierno Vasco que ampara a 187 personas "como víctimas de vulneraciones de derechos humanos causadas por abuso de poder o uso ilegítimo de la violencia policial entre 1960 y 1978". El delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, impugnó el decreto del Ejecutivo, parte del cual fue anulado por el Tribunal Supremo. El mayor número de casos analizados se concentra entre 1975 y 1978 y el año 1976 es el que más solicitudes aglutina debido, principalmente, a los sucesos del 3 de marzo en Vitoria, donde cinco trabajadores murieron en una carga policial contra una asamblea en la que también hubo decenas de heridos.

Durante su intervención, el lehendakari ha afirmado que el daño que sufrieron estas personas fue "injusto" y "nunca debió suceder" y ha insistido en que "en el futuro, nunca más, ni una causa política o razón de Estado deben situarse por encima del valor de los derechos humanos, la persona y la vida". "Miramos al futuro, miramos a las víctimas: queremos reconocerles, con la máxima claridad, la injusticia del daño que les han causado. Estamos con ustedes. El sufrimiento que ustedes padecieron tras el régimen franquista fue injusto y nunca debió suceder. No hay nada que lo legitime o justifique. Tienen toda nuestra solidaridad y afecto", han sido las palabras del máximo mandatario vasco. Urkullu ha pedido también a los afectados que "reciban el reconocimiento más sincero, sentido y afectuoso" de una sociedad vasca que mira "al futuro" con la intención de "promover políticas públicas que potencien el papel de las víctimas en la construcción de la convivencia".

Ha destacado asimismo que el reconocimiento prestado hoy es "institucional, personal, individual y global" y se dirige tanto a las "víctimas ya reconocidas" por el citado decreto como "a todas aquellas que están pendientes de serlo". Un "compromiso" que, según ha dicho, se "sustanciará" en una nueva ley que ya se está tramitando" para "reparar a quienes sufrieron vulneraciones de derechos humanos causadas por actuaciones de represión ilícita a partir del año 1978". "En el futuro nunca más ninguna forma de terrorismo, violencia o vulneración de derechos humanos", ha concluido. Momentos antes de la intervención del lehendakari, el dirigente de EH Bildu Julen Arzuaga se ha dirigido a los periodistas a los que ha explicado que, "con este acto, se empieza a pagar una deuda que tenía toda la sociedad con estas víctimas.

Empezando primero a conocerlas para después a reconocerlas". Arzuaga ha dicho que se trata de "un pequeño paso", al tiempo que ha aclarado que su coalición participa en este tipo de iniciativas "para que se puedan dar más". Este acto de reconocimiento a las víctimas de abusos policiales se engloba en una jornada más amplia sobre "Propuestas de Reparación de Víctimas No Reconocidas de Violaciones de Derechos Humanos", celebrada hoy en el mismo lugar y que ha sido inaugurada por el director de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, quien ha apelado a "razones éticas, democráticas y de convivencia" para organizar este tipo de actos.