El Gobierno vasco pide avanzar en la transferencia de la gestión de la Seguridad Social

Erkoreka afirma que es una previsión estatutaria "pura y dura"

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha recordado que la transferencia de la gestión de la Seguridad Social al País vasco es una previsión estatutaria "pura y dura", y ha señalado que la posición del Ejecutivo vasco es la de reclamar que "se dé cumplimiento a las previsiones estatutarias", pero cree que la propuesta del PNV para crear un sistema propio es una iniciativa "doctrinal" realizada en un contexto de asamblea general del partido, "lo que no requiere de la adopción de medidas inmediatas".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno vasco, Erkoreka ha hecho referencia a la propuesta presentada este fin de semana por el PNV en su asamblea general, que plantea un traspaso de la gestión de la Seguridad Social en dos fases, que finalizaría con la creación de un sistema propio de pensiones. En una etapa inicial, el PNV apuesta por un "modelo digno de traspaso en materia de gestión del régimen económico de la Seguridad Social".

Erkoreka ha recordado el informe elaborado por el Ejecutivo, a petición de la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco, en el que se afirmaba que todavía quedan 24 materias pendientes de transferir, entre ellas la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. "El Gobierno vasco hizo reflexiones y formuló consideraciones bastante claras en el documento que remitió a la Cámara vasca en septiembre de 2015", ha insistido.

Según ha explicado, en el citado documento, el Gobierno se mostraba partidario de cumplir las previsiones del Estatuto de Autonomía en este sentido, como establece el apartado segundo del artículo 18 que encomienda a las instituciones autonómicas vascas la gestión del régimen de la Seguridad Social. "Es previsión estatutaria pura y dura", ha subrayado.

Asimismo, ha recordado que el Estatuto también incluye una disposición transitoria quinta que encomienda a la Comisión Mixta de Transferencias la elaboración de los convenios que deberán articular la relación entre el poder central y autonómico en torno a la materialización de esa competencial.

"Esta disposición mandataba a la Comisión Mixta de Transferencias una previsión que en 36 años no se ha cumplido. El Gobierno vasco pide que nos sentemos entorno a una mesa los integrantes de la Comisión Mixta de transferencias para empezar a abordar a fondo esa cuestión", ha indicado.

Por ello, ha insistido en que la posición del Ejecutivo vasco es la de reclamar que "se dé cumplimiento a las previsiones estatutarias claras, entorno a las cuales puede haber algún debate pero que no debería justificar un retraso sine die de una transferencia que hace muchos años se debería haber producido".

En referencia a que la propuesta del PNV reclama no sólo la gestión de la Seguridad Social sino también la creación de un sistema propio, Erkoreka ha defendido que se trata de una iniciativa "doctrinal" que se hace en un contexto de asamblea general del partido, "lo que no requiere de la adopción de medidas inmediatas para su materialización".

Además, ha asegurado que la propuesta de la asamblea general del PNV "se aproxima bastante al planteamiento que hacía el PSE en su programa electoral de elecciones autonómicas del año 1980" y ha insistido en que el planteamiento del gobierno "se circunscribe a las previsiones estatutarias que están sin cumplir".