Selecciona Edición
Iniciar sesión

Colau eliminará más de 300 soportes publicitarios de la calle

La medida supondría dejar de ingresar seis millones de euros anuales

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quiere reducir el impacto publicitario en la calle. Por ello, plantea que la futura concesión de uso del mobiliario urbano elimine 310 soportes (el 14% de los eixistentes), los llamados MUPIS, que son los carteles luminosos aislados, los que no están en paradas de autobús. La medida, con todo, supondría dejar de ingresar seis millones de euros anuales.

La comisión de Economía y Hacienda aprobó inicialmente ayer el pliego del concurso que deberá convocarse para estar en vigor a partir de julio de este 2016. Se aprobó con los únicos votos de BComú y el PSC. El portavoz del Ejecutivo, Gerardo Pisarello, recordó que la reducción del “impacto visual” en la vía pública estaba en el programa de BComú. La CUP votó en contra, porque a su juicio habría que eliminar toda la publicidad del espacio público.

CiU, Ciutadans, ERC y PP se abstuvieron: todos mostraron recelo ante un concurso que supondrá reducir los ingresos y del que cuestionaron que reduzca el periodo de concesión de 10 años a dos prorrogables otros dos. Sònia Recasens, de CiU y ex responsable de Economía durante el mandato de Xavier Trias manifestó su “desconfianza” ante las nuevas condiciones: “Lo queremos todo, no perder dinero, reducir el impacto, mantener el canon...”.