Aprobado el segundo plan para la igualdad de género en las aulas

Un nuevo sistema registrará y seguirá las nuevas formas de acoso o abuso sexual

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado este martes el segundo Plan de Igualdad de Género en la Educación 2016-2021, que entre otras novedades incluye la creación de un registro de los casos de violencia de género y de abuso sexual en los centros educativos de Andalucía.

En este sistema de documentación y seguimiento de los casos de violencia de género se incluirán tanto las nuevas formas de acoso o abuso sexual a través de las redes sociales como todo tipo de agresiones sexistas, homófobas o contra las personas transexuales.

El nuevo plan establece cuatro líneas de trabajo e incluye once medidas específicas y 69 actuaciones, según ha informado en conferencia de prensa el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez.

Las iniciativas recogidas en el plan se agrupan en cuatro grandes finalidades: establecer las condiciones para que los centros desarrollen planes coeducativos a través de una organización escolar y de un currículo sin sesgos de género; desarrollar acciones de sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa; promover iniciativas de prevención de la violencia, e integrar la perspectiva de género en el funcionamiento de la gestión educativa.

Entre las novedades concretas destaca también la creación de la Red Andaluza de Centros Igualitarios y Coeducativos, que aglutinará a los colegios e institutos que lideren experiencias en este ámbito.

De acuerdo con la estrategia aprobada, los centros deberán elaborar planes de igualdad específicos e incorporar sus objetivos en los de convivencia y los de orientación y acción tutorial, así como en las programaciones didácticas.

Por su parte, la Inspección Educativa supervisará los contenidos curriculares, con especial atención a la eliminación de los prejuicios y los estereotipos sexistas y al uso de un lenguaje inclusivo.

Asimismo, la Consejería de Educación trasladará al profesorado, a las empresas editoriales y a los consejos escolares instrucciones sobre los criterios de selección de los materiales curriculares, con el fin de garantizar su carácter igualitario y la visibilización de la diversidad sexual y de modelos familiares, según ha explicado el portavoz.

En cuanto a la violencia contra las mujeres, se dispone que el Plan de Igualdad de Género de cada centro incluya medidas para reforzar la educación sobre relaciones afectivas entre adolescentes en Secundaria, sobre todo en lo relativo al uso adecuado de las nuevas tecnologías.

En aquellos centros que escolarizan población de riesgo, se promoverán iniciativas de formación y sensibilización para evitar prácticas como los matrimonios concertados o la mutilación genital femenina.

Por otra parte, se incluirá una cláusula de igualdad en las convocatorias que impliquen la contratación de servicios externos, con lo que se reforzarán las medidas que ya se aplican en el caso de los puestos y órganos directivos, de consulta y de participación en la Administración educativa.

También se adoptarán medidas para incentivar una matriculación más equilibrada en aquellas especialidades de Formación Profesional que actualmente son mayoritariamente cursadas por hombres o por mujeres.

Por otra parte, los centros seguirán contando con responsables de coeducación, seleccionados entre el profesorado y cuya dedicación se considera como mérito para la promoción profesional.

La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, ha presentado también hoy al Consejo de Gobierno el Protocolo Integral contra la Violencia Escolar que pondrá en marcha su departamento para agrupar y coordinar las medidas que se llevan a cabo contra cualquier tipo de manifestación de este tipo en la escuela.

Entre ellas destacan las desarrolladas desde 2011 para casos de acoso escolar o 'bullying, y otras vinculadas a violencia de género, identidad, maltrato infantil y agresiones al personal docente y no docente.

En este mismo ámbito se incluyen también los distintos programas de fomento de la convivencia escolar, a cargo de gabinetes provinciales de asesoramiento y de los profesionales de la orientación educativa, e iniciativas como la Red Andaluza Escuela Espacio de Paz, integrada actualmente por 2.241 colegios e institutos.