Valencia sortea 190 invitaciones para ver las ‘mascletades’ desde el balcón

El Gobierno local abre el codiciado mirador municipal a vecinos y festeros estas Fallas

Son las primeras fiestas de Fallas con el nuevo Gobierno de Joan Ribó tras 25 años de hegemonía del PP en el Consistorio y el tripartito ha introducido cambios en los festejos institucionales. Si hace unos meses Ribó abrió el balcón municipal al público, ahora en Fallas abrirá el codiciado mirador a ciudadanos y comisiones falleras para que vean las mascletades durante los 19 días de fiesta.

"Hasta ahora el balcón del Ayuntamiento era privativo, una especie de palco vip con un acceso muy restringido a los valencianos", ha resumido Pere Fuset, concejal de Fiestas y presidente de la Junta Central Fallera (JCF) de Valencia.  Este año cambia el sistema y entre las doce de la noche de hoy lunes y el domingo 21 de febrero, cualquier persona empadronada en la capital podrá inscribirse en la web del Ayuntamiento de Valencia (www.valencia.es/sorteigmascleta) para participar en el sorteo de 190 entradas el próximo 22 de febrero.

El balcón, con un aforo diario de 200 personas, se abrirá también a comisiones falleras y a las juntas locales falleras. Solo podrán inscribirse los mayores de edad, empadronados en Valencia. Las invitaciones serán "personales en intransferibles", ha remarcado Fuset, y serán para un día en concreto. También habrá un sorteo entre las comisiones falleras y cada día acudirán cuatro de sus representantes y otros tantos de las juntas locales de la fiesta.

Seguirán, como otros años, los invitados de alcaldía, que Fuset no ha adelantado, los medios de comunicación, los concejales municipales y las cortes de honor de Valencia.

No serán los únicos cambios. A punto de cumplirse un año del caloret, el  polémico parlamento de la entonces alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en la Crida de las Fallas de 2015, el nuevo Consistorio ocupará un discreto lugar en el acto con el que oficialmente se inician los festejos falleros. Tomarán la palabra las dos falleras, la mayor y la infantil y el alcalde, Joan Ribó, desempeñará un papel secundario.

Más información