La línea 1 de Metro cerrará por obras del 21 de mayo al 30 de septiembre

La Comunidad invertirá 70 millones en el túnel de Plaza de Castilla a Sierra de Guadalupe

La línea 1 de metro (entre las estaciones de Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe), la más antigua de la capital, será reformada completamente por la Comunidad de Madrid entre el próximo 21 de mayo y el 30 de septiembre. De los 23 kilómetros de su trazo, 13 serán remodelados, al igual que 25 de sus 33 estaciones. La línea tiene conexiones con otras siete (líneas 2, 3, 4, 5, 6, 9 y 10) y cruza la capital de norte a sur. Eso hace que cada año sea utilizada por más de 85 millones de viajeros. El corte de su servicio hará necesario la puesta en marcha de un servicio de autobuses alternativo. La Comunidad anuncia que, por primera vez, no es seguro que la EMT se haga cargo de estos viajeros: el Gobierno sacará a concurso el servicio.

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, anunció ayer que Metro de Madrid invertirá casi 70 millones de euros en la mejora de las instalaciones de la línea 1 entre las paradas de Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe, obras que supondrán la suspensión del servicio entre ellas del 21 de mayo al 30 de septiembre. Cifuentes lo anunció tras visitar en la noche del jueves al viernes la línea más antigua del suburbano madrileño, construida en 1919.

“Acabamos de comprobar que es imprescindible actuar sobre la línea 1. Es lo que vamos a hacer para que llegue completamente renovada a su primer centenario”, afirmó Cifuentes, según Efe. El consejero de Transportes, Pedro Rollán, subrayó que las obras ayudarán sobre todo a reducir hasta en un 50% las incidencias de un trayecto que registra 85,4 millones de viajeros anuales.

Según la presidenta, se trata de una inversión de 69,8 millones para renovar los 13,5 kilómetros del trazado que unen las 25 estaciones comprendidas entre Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe, ambas inclusive.

Destacó, además, que para paliar en la medida de lo posible las molestias que el corte pueda ocasionar, Metro pondrá a disposición de los usuarios un servicio alternativo y gratuito de autobuses que hará el mismo recorrido que el suburbano y contará con las mismas frecuencias.

La línea 1 discurre entre Pinar de Chamartín y Valdecarros, tiene una longitud total de 23,320 kilómetros repartidos en 33 estaciones, 54 accesos desde la calle (sin contar la entrada de Renfe de la estación de Atocha) y 38 vestíbulos. Con 85 millones de viajeros, es la segunda línea con mayor tránsito del metropolitano madrileño, después de la 6.

 Inyecciones de cemento

 Este túnel será reforzado mediante inyecciones de cemento y proyecciones especiales de hormigón, además de sustituir la catenaria convencional por una catenaria rígida, mucho más moderna. Con esta intervención se pretende aumentar la calidad del servicio que presta Metro y contribuir a reducir considerablemente las incidencias que se puedan producir por causas relacionadas con la catenaria (elemento de donde toma el tren la energía eléctrica para su funcionamiento).

La 1 fue la primera línea de Metro que entró en funcionamiento en España. La inauguró oficialmente el 17 de octubre de 1919 el rey Alfonso XIII, en su primer tramo comprendido entre Puerta del Sol y Cuatro Caminos, con una longitud de 3,48 kilómetros y 8 estaciones.Por otra parte, la Plataforma Afectados Metro San Fernando iniciaron ayer una recogida de firmas para exigir a la Comunidad de Madrid el restablecimiento del uso de varios edificios a cuyo desalojo han obligado las obras en la línea 7 (Estadio Olímpico y Pitis) del suburbano

La reclamación de la plataforma, integrada por colectivos sociales y partidos, hace referencia al complejo El Pilar, que alberga las actividades de varias entidades educativas y culturales. Del recinto, han sido trasladadas ya la Escuela de Adultos, la Escuela Oficial de Idiomas, la guardería El Tambor, la asociación de Mujeres Montserrat Roig y dos Concejalías, la de Cultura y la de Bienestar Social.

 Escuela de idiomas

El temor de los vecinos es que instituciones como la Escuela Oficial de Idiomas —más de 750 alumnos que han sido trasladados a la sede de la cercana localidad de Coslada— no recuperen su ubicación tras el fin de las obras. La actuación de Metro de Madrid está orientada a afirmar el terreno de los túneles del trazado del suburbano a su paso por la localidad, tras haberse detectado corrimientos de tierra debido a filtraciones.

Sobre el restablecimiento del servicio, interrumpido ahora entre las estaciones de La Rambla y Hospital del Henares, la Consejería de Transportes no ha comunicado al Ejecutivo municipal una fecha definitiva, aunque es “optimista” sobre el plazo para el fin de los trabajos, establecido en un principio en febrero.

Según el Gobierno municipal, de San Fernando de Henares Sí Puede (Sfhsp), unas 300 viviendas presentan daños y grietas por los desplazamientos de tierra generados por el suburbano, un problema al que el Gobierno ha intentado dar solución sin éxito con dos intervenciones anteriores.

Según los técnicos, las obras son necesarias porque la “línea discurre por una zona que está formada por materiales detríticos (arenas, arcillas y yesos), que conforman un acuífero en el que alternan capas permeables, impermeables, y sobre los que se encuentran depósitos aluviales, especialmente al final de tramo, en la zona correspondiente a una terraza del río Jarama”.

Estos acuíferos, que han diluido materiales y provocado hundimientos (de pocos centímetros), están muy ligados a las precipitaciones.

 

 

 

Catorce equipos de operarios trabajando al mismo tiempo

Los usuarios afectados por el corte del suburbano podrán optar por utilizar un autobús gratuito, que realizará el mismo recorrido y tendrá la misma frecuencia que la línea 1 de Metro, aseguran desde la Consejería de Transportes. El coste del servicio rondará los seis millones de euros.Lo habitual en estos casos es que la EMT se haga cargo de este tipo de transportes, pero la consejería ha anunciado su intención de convocar una licitación pública “lo antes posible”. De esta forma, el Gobierno regional espera que se presenten “muchas empresas al concurso”, lo que abaratará los costes. El consejero de Transportes, Pedro Rollán, ha asegurado que el futuro cierre de la línea “no aislará a ningún distrito madrileño”, en respuesta al concejal de Vallecas, Francisco Pérez, que había cuestionado en Twitter si el Gobierno regional y la Consejería de Transportes “han pensado en Vallecas suspendiendo cuatro meses la línea”.

Los vecinos podrán llegar a la estación de Sierra de Guadalupe (donde se producirá el corte) en la línea 1, que seguirá funcionando en el tramo Valdecarros-Sierra de Guadalupe. Desde allí, tendrán varias alternativas: el servicio de autobuses gratuito y Renfe Cercanías, que enlaza con la estación de Atocha, o por el este con Puerta de Arganda, que a su vez es estación de metro de la línea 9. Fuentes de la consejería explican que existen otras líneas de Metro muy próximas, “sobre todo hacia el norte de la ciudad”.

En cuanto al número de autobuses que será necesario para transportar a los afectados, todavía no existe un cálculo definitivo, explica un portavoz del Gobierno municipal. “El Consorcio Regional de Transportes tendrá que determinar ese aspecto”, indica. Rollán destacó que, aunque se produzcan algunas molestias a los vecinos, las obras son “simple y llanamente necesarias”. Han buscado un sistema que permite la segmentación del túnel en 14 tramos, de tal forma que 14 equipos puedan trabajar al mismo tiempo.