Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Madrid presenta sus primeros 10 aparcamientos disuasorios

Supondrán una inversión de 78 millones y tendrán una capacidad para 14.000 vehículos

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves los 10 primeros aparcamientos disuasorios que se instalarán en los próximos tres años en la zona periférica de la capital. El coste de las obras será de 78 millones de euros. Los estacionamientos tendrán una capacidad para más de 14.000 vehículos, según ha informado esta mañana la concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés.

Los aparcamientos estarán ubicados en Pitis, Puente de la Mora, Canillejas, en el Estadio Olímpico de La Peineta, en Santa Eugenia, San Cristóbal, Villaverde Alto, Cuatro Vientos, Aviación Española y Colonia Jardín. Se han elegido ubicaciones que estén fuera de los lugares donde se producen los atascos y que tengan una conexión directa con los medios de transporte públicos. De esta forma, se pretende que los usuarios dejen sus vehículos particulares y opten por el metro, el cercanías o los autobuses de la EMT.

La selección de las parcelas se ha realizado a través de los diferentes estudios técnicos realizados por los funcionarios municipales en los últimos años. Se autorizarán zonas municipales y otras que deberán ser cedidas por diversas administraciones, como el Ministerio de Fomento (Adif) o el de Defensa. Los primeros aparcamientos podrían estar listos a lo largo de 2017, ya que “ahora hay que hacer el estudio técnico y la apertura a información pública para que los ciudadanos puedan hacer sus alegaciones”, ha destacado Inés Sabanés.

El precio de los aparcamientos está todavía por determinar, pero en algunos casos tendrán un coste simbólico o incluso gratuito, siempre que el usuario utilice el transporte público inmediatamente después de haber dejado su vehículo. Para ello habrá máquinas que comprueben, a través del billete adquirido por el conductor o mediante el abono transporte, que se ha hecho uso efectivo del metro, el autobús o los trenes de cercanías.

De los 10 estacionamientos, siete serán en superficie, dos en altura y uno subterráneo. Este último se hace bajo rasante para no entorpecer el área verde en el que se va a levantar. La concejal también ha hecho un llamamiento al resto de Administraciones Públicas para que este número de aparcamientos disuasorios se incremente no solo en la capital, también en los municipios periféricos a Madrid.