Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Salón del Cómic de Barcelona celebra los 80 años de Ibáñez

El dibujante es el autor del cartel y tendrá exposición en la 34ª edición dedicada a la presencia de los coches y motos en la viñeta

¿Qué tienen en común un retablo gótico y un cómic? De entrada, nada, ya que una y otra manifestación artística están separadas por siglos de distancia. O mucho, como se ha comprobado esta mañana durante la presentación del cartel y del tema de la próxima edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona que se celebrará entre el 5 y el 8 de mayo y que ha acogido una de las salas más destacadas (con permiso del Cristo en majestad románico de Sant Climent de Taüll) del Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC). Está claro que la serie 13, rue del percebe de Francisco Ibáñez no está muy lejos de las imágenes que se muestran en estas pinturas medievales creadas por el gran Jaume Huguet en el siglo XV.

Precisamente Ibáñez, uno de los autores de cómic más destacados del país, ha protagonizado la presentación de esta mañana por ser el autor del cartel de esta edición en la que pueden verse  sus personajes más carismáticos como Mortadelo, Filemón, el Súper, el profesor Bacterio o la Señorita Ofelia. Todos entran en atropellada carrera al salón en un destartalado vehículo y en un desvencijado caballo. "En 1957 estaba sentado en una mesa inclinada y me salió un garabato y pensé, a ver si me dura un añito. Era mi primer Mortadelo. Pronto el jefe empezó a pedirme más y más, 'Ibáñez, haz más', y si hacer cinco o seis páginas a la semana era lo normal y hacer 15 un milagro, yo hacía 20. Pero no pensé que duraría tanto", ha explicado Ibáñez que ha agradecido haber sido escogido autor de la imagen de este año: “Del centenar de autores españoles me han escogido a mí”, ha asegurado con su sonrisa picarona.

El cartel de este año realizado por Ibáñez.

A Ibáñez, que cumple 80 años en plena actividad, se le dedicará una de las grandes exposiciones del salón Por muchos años, Ibáñez, en la que se revisará su amplia producción desde los años 50 hasta hoy: "Se mostrarán unos 100 originales y se pondrá énfasis en las épocas más conocidas de Mortadelo y Filemón, Rompetechos y Doña Ofelia”, ha informado Toni Guiral, director del Salón. En la exposición también podrán verse las adaptaciones al cine y la televisión de sus personajes y el merchandising que han inspirado.

Sin embargo, la exposición más importante de la próxima edición, que crecerá hasta los 45.000 metros cuadrados y confía en superar los más de 100.000 visitantes del año pasado, será Viñetas sobre ruedas, dedicada a la presencia de motos, coches y bicicletas en el cómic, en la que podrán verse 200 originales de todo el mundo y unos 15 o 20 vehículos reales que han aparecido en algunas de las viñetas.

Sin noticias del museo del cómic

Cada vez que hay presentación del Salón del Cómic son inevitables las preguntas sobre el museo que se proyecta, desde hace años, en Badalona. Ayer no fue una excepción. Sin embargo, Patrici Tixis, presidente de Ficomic, aseguró que nada ha cambiado desde que el anterior consejero de Cultura Ferran Mascarell dijera que no había dinero para hacerlo. “Es un proyecto importante y necesario, pero requiere que sea sostenible y es difícil afrontarlo con la actual situación económica", ha explicado Tixis.

En julio de 2013 se dio a conocer que una comisión de expertos iniciará poco después la búsqueda de obras para la colección del Centro de las Artes del Cómic y la Ilustración, que se quería inaugurar en 2016. "Yo llevo cuatro años y a mí nadie ha venido a verme", aseguró el director del MNAC Pepe Serra, el centro que más fondo dispone junto con la Biblioteca Nacional de Catalunya.

Otras de las exposiciones anunciadas son las dedicadas a Luis Bermejo, autor fallecido el pasado mes de diciembre. Y la centrada en Las Meninas y el proceso creativo de este libro de cómic que obtuvo el premio a la mejor obra en el salón de 2015. Este trabajo alrededor de la pintura más importante del barroco español le ha valido a sus autores, Santiago García y Javier Olivares, el Premio Nacional del Cómic del Ministerio de Cultura. La muestras se podrá ver luego en el MNAC, dando comienzo a una colaboración entre el salón y el principal museo catalán.

Entre los invitados que viajarán a Barcelona este año destaca Cyril Pedrosa, que con la obra Portugal ganó el galardón a la mejor obra extranjera en la 31ª edición, y Mathilde Domecq, que presentará el último volumen de la trilogía de cómic juvenil Paula Crusoe. Pierre Alary, Teresa Radice y Stefan Turconi, son otros de los nombres que se han anunciado esta mañana, pese a que se ha destacado que en las próximas semanas se sumaran otros autores.

Pepe Serra, director del MNAC, ha explicado que uno de los fondos más importantes de su museo es el del cómic y la ilustración. Por eso ha pedido “la necesidad de patrimonializar el cómic”, y se ha felicitado por la presencia de Ibáñez en su museo. “Es el artista más importante que hay dentro del museo”, ha llegado a decir. Con permiso del gran Huguet.