OPINIÓN

Por fin, Ciegsa será investigada

Hoy, 10 de febrero, se ha aprobado en las Cortes Valencianas la investigación de Ciegsa, esa empresa pública que el PP creó bajo el pretexto de hacer colegios pero que, en realidad, ha utilizado a su antojo y beneficio, entremezclándola con tramas corruptas como Taula o Gürtel.

Como bien decía hoy Manolo Mata, el portavoz del grupo socialista, si el PP hubiera hecho una investigación en 2005 se hubiera detenido esta sangría de sobrecostes y corruptelas y no se hubiera esquilmado más dinero público. Pero entonces, el PP lo impidió con su arrolladora mayoría absoluta y totalitaria, ante muchos diputados y diputadas que alzábamos la voz clamando por la transparencia y, en el mejor de los casos, éramos despreciados.

Judicial y políticamente, Ciegsa será investigada y serán sentenciados aquellos que hayan burlado la ley y se hayan apropiado ilegalmente de dinero con comisiones, sobres, sobrecostes, y engaños de todo tipo. Pero hay algo que los valencianos deberán recriminarles moralmente: el hecho de que utilizaran la educación de nuestros niños y jóvenes para enriquecerse y proteger la corrupción. He visto a muchos padres y madres valencianas luchar porque sus hijos e hijas recibieran la mejor educación, con buenas infraestructuras y medios, y la angustia de llevarlos a barracones que no reunían condiciones mínimas de habitabilidad; he visto a cientos de profesores protestar y manifestarse por una educación pública de calidad, mientras el PP los ninguneaba o nombraba inspectores “a dedo” para amordazar la libertad de cátedra y expresión; he visto a una generación de niños y niñas que han sido utilizados electoralmente en los planes promocionales del PP sin ningún tipo de compasión; y he visto la impotencia de los funcionarios de la Consejería de Educación que eran apartados para que sus ojos no vieran las tropelías que en Ciegsa se cometían.

Ciegsa es la historia de la opacidad, los sobrecostes, el despilfarro, la mala gestión, el endeudamiento, los barracones, la corrupción, la prepotencia. En definitiva, Ciegsa es el ejemplo de la gestión de aquellos “intocables” del PP que hoy están siendo investigados, o ya tienen sentencias judiciales, o se esconden detrás de las ventanas incapaces de dar la cara y explicar “con luz y taquígrafos” cómo han arruinado económica y moralmente a nuestra Comunidad.

Pero hoy es un día de reencuentro con el sistema democrático, de confianza de nuevo en nuestras instituciones, de devolver la dignidad y la transparencia a las Cortes Valencianas. Porque, sin ninguna duda, la comisión de investigación que hoy se aprueba es de verdad, sin mentiras ni paripés, ni demagogias, ni cuentas maquilladas, ni “Máximos Caturlas” impidiendo el paso a la transparencia.

Sólo me queda decir: Gracias por el trabajo político en defensa de los derechos de los valencianos.

Ana Noguera es miembro del Consell Valencià de Cultura