Desaparecen adoquines por 200.000 euros en Aranjuez

El Ayuntamiento dice que la empresa pública Arpegio no controló el material que pertenece al municipio

Aranjuez ha denunciado la desaparición de 10.000 metros cuadrados de adoquines retirados de la glorieta de Santiago Rusiñol, que estaba remodelando la empresa pública Nuevo Arpegio. “Entendemos que ha existido una falta de control por parte de Arpegio”, aclara David Estrada, concejal de Urbanismo de Aranjuez.

El municipio calcula que el coste del material que no aparece es de unos 200.000 euros. El anterior equipo de gobierno, del PP, ha comunicado a Estrada que los ladrillos estaban dañados y que era material para el vertedero. “Pero no es cierto, porque se usaron unos 300 metros cuadrados en la peatonalización de la plaza de la Reina y estaban en buen estado”, dice el edil.

El equipo de Gobierno dará traslado de los hechos a la Fiscalía e interpondrá una denuncia en el juzgado para averiguar qué ha pasado con los adoquines, que “son propiedad de los ribereños y ocupan una extensión de dos campos de fútbol”.