Selecciona Edición
Iniciar sesión

Salud eleva a siete los casos importados de zika en Cataluña

Son cuatro hombres y tres mujeres que contrajeron la enfermedad en zonas de América Latina

El Departamento de Salud ha detectado otro caso importado de zika en la última semana, con lo que ya asciende a siete la cifra de afectados por la enfermedad tropical en Cataluña. Cuatro hombres y tres mujeres que contrajeron el virus en zonas de América Latina donde el zika es endémico. Aunque la enfermedad no es letal y suele presentar un cuadro clínico leve (como una gripe suave), las autoridades sanitarias han dado la voz de alarma al vincular el virus –que se transmite a través de la picadura de un mosquito– con casos de alteraciones neurológicas en fetos de gestantes con zika. Entre los casos registrados en Cataluña hay una mujer embarazada, que se infectó en un viaje a Colombia. 

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) ha indicado que todos los pacientes diagnosticados presentan un cuadro clínico leve, por lo que no han requerido ingreso hospitalario. Aunque el Departamento no ha especificado la cifra exacta en cada caso, sí ha revelado que la mayoría de los casos detectados contrajeron la dolencia en Colombia, Honduras y Venezuela, tres de los más de 20 países donde se ha decretado la alerta epidemiológica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó “emergencia global” la expansión del zika después de detectarse un incremento exponencial de casos de microcefalia en fetos de madres aquejadas por la enfermedad. Aunque no hay evidencias científicas irrefutables de esta vinculación del virus con las alteraciones neurológicas en los fetos, la OMS lanzó la alerta sanitaria y catalogó a las embarazadas como el grupo de mayor riesgo. Los expertos también relacionan el virus con el desarrollo de otras enfermedades como el síndrome de Guillain Barre, otro trastorno neurológico autoinmune que daña el sistema nervioso.

La transmisión del zika se produce a través del mosquito Aedes aegypti, el mismo que trasmite otras dolencias como el dengue o el chikungunya. Aunque en España no está registrada la presencia de este mosquito en concreto, sí hay numerosas colonias por toda la costa mediterránea de un pariente suyo, el Aedes albopictus, más conocido como mosquito tigre, que sería el vector transmisor en caso de que se registrase algún caso autóctono. En cualquier caso, Salud Pública ha insistido en que las posibilidades de un caso autóctono son ínfimas porque, para ello, un mosquito tigre tendría que picar a alguno de los siete infectados y eso, en esta temporada del año, es muy poco probable porque la actividad del insecto es muy baja.