Selecciona Edición
Iniciar sesión

Barcelona, ciudad perruna

Una guía recopila los 100 mejores establecimientos para visitar con canes

Cuando Micaela de la Maza, periodista de Morón de la Frontera (Sevilla) afincada en Madrid, decidió tener perro, no pensaba en las complicaciones que le surgirían en la gran ciudad en el día a día. Desde conseguir un paseador de perros de confianza a un veterinario o un canguro. También a qué bares, tiendas o galerías de arte podía acceder con su mascota, Colega, un mestizo de 8 años al que no quería dejar siempre en casa durante los ratos de ocio. “Si salía de mi barrio no sabía dónde poder entrar, dónde me iban a mirar raro”, explica. Harta de devaneos, hace 4 años decidió crear una página web (www.SrPerro.com) con recomendaciones de restaurantes de tapas, bares de vermuts, tiendas de libros, establecimientos dedicados a canes... todos dog friendly.Una guía, en definitiva, “para resolver la vida de un perro y hacerla más amena”.

De la Maza caminaba kilómetros, no se separaba de Colega y cada lugar que visitaba lo ilustraba con una foto de su mascota. Colega aparece en Internet en centenares de fotografías de los lugares reseñados, tumbado en el sofá de un comercio, haciendo muecas entre los taburetes de un bar… en todas las poses posibles y con una característica pajarita roja.

La web abarca diversas ciudades de España, entre ellas Barcelona, de la que ha publicado este mes la tercera edición de un libro, Barcelona con perro, en el que recopila las 100 mejores “direcciones perrunas”, con mapa incluido. El objetivo es localizar sitios en los que las mascotas sean recibidas igual de bien que las personas que las acompañan. En Madrid va por la cuarta edición publicada. Las guías son anuales y además hay una aplicación móvil disponible del portal de Internet.

“Barcelona en general es una ciudad bastante perruna. Puedes entrar en tiendas de ropa e ir en metro. Casi todos los espacios, Moritz, por ejemplo, son perrunos. Y hay barrios como Sant Antoni y Poble Sec con bastantes lugares a los que poder acudir. Lo malo son los cines de verano porque en la ciudad solo puedes ir con perro al que hacen en la playa”, explica De la Maza. En especial, de Barcelona recomienda el bar Calders (calle Parlament, 25) y el restaurante Sol i Lluna, en el número 50 de la calle Verdi, donde según cuenta “tienen cuenco de agua, le dan chuches al perro y los humanos comen muy bien”. En el mismo barrio de Gràcia destaca la tienda de ropa Verde Mandarina (calle Sant Cristòfol, 11), y en el Raval el coworking de costura Lantoki (Doctor Dou, 15).

La finalidad es, por ejemplo, que los dueños de perros puedan descartar terrazas en las que los camareros les obligarán a levantarse e irse y acudir directamente a los que sí permiten tomar una copa con tu can. Lo mismo con las galerías de arte o librerías como la Casa del Libro, cadena que permite la entrada de perros. Por eso en www.SrPerro.com también hay una “lista negra” con comercios descartados.

"Vivo y sufro los problemas de tener perro. También cuando tengo que desplazarme. En tren es difícil, en Bla Bla Car en muchos casos no lo permiten…Y hay que tener en cuenta siempre las ordenanzas municipales”, relata De la Maza, firme defensora de la adopción de perros. “España es líder en abandono de perros. No hay motivo para gastarse dinero comprando uno de raza cuando en las perreras hay ejemplares de todos los tamaños y colores”, añade. En la web relata historias de éxito cuyos protagonistas son estos animales. También hay direcciones de refugios y protectoras. Además, los dueños de canes pueden dar sus opiniones sobre los lugares que visitan, o ayudar a descubrir nuevos enclaves.

Con todo, De la Maza tiene una crítica sobre Barcelona: “Aún faltan espacios públicos, zonas verdes a las que poder llevar el perro suelto sin tener miedo a que te pongan una multa”, concluye.

 

Más información