Primer desencuentro entre el consejero de Cultura y el Ministerio

Méndez de Vigo niega la versión de Vila de que se devolverán más ‘papeles de Salamanca’

Primera cita y primer desencuentro entre Santi Vila, el consejero de Cultura de la Generalitat e Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deportes. Ayer se produjo la primera entrevista entre los dos políticos tras el nombramiento en el cargo de Vila, hace apenas un mes, y el ministro en funciones, en el cargo a la espera de que las fuerzas políticas pacten nuevo presidente y haya otro gobierno. Sobre la mesa, temas enquistados durante décadas que afectan negativamente la relación entre Estado y Cataluña. Entre ellos, el de los llamados papeles de Salamanca, la documentación confiscada tras la guerra civil en Cataluña cuyo retorno se lleva reclamando desde los años noventa y que, pese al empuje vivido en los últimos años, sigue abierto. También, el conflicto por las 113 obras de arte religioso que Aragón y la diócesis de Barbastro-Monzón reclaman a Cataluña y que ha recorrido juzgados civiles y eclesiásticos, un asunto al que en los últimos días se le han sumado otros conflictos, todos relacionados con bienes patrimoniales del monasterio oscense de Sijena que se conservan en Cataluña. El descenso de la aportación económica del Estado en los consorcios de los grandes equipamientos culturales como el Liceo, el MNAC o el Palau, o la falta de implicación del Estado por hacer del Museo Arqueológico de Tarragona un centro del siglo XXI, también estaban en la agenda que Vila llevó a Madrid.

Tras la entrevista, celebrada a primera hora de la mañana, se produjo la valoración. Para la consejería, el encuentro que se ha calificado de “formal, correcto, cordial y de inicio de legislatura”, no podía haber ido mejor. Tras la llegada del último envió a documentación desde Salamanca en diciembre de 2014 el Ministerio dio por cerrado el tema y aseguró que ya no habría más, pese a que la Generalitat mantiene que todavía falta el 10% de los documentos por volver. Según Vila, el ministro Méndez se comprometió ayer a avanzar en el retorno de los archivos pendientes, “sobre todo a los que hacen mención a 43 municipios catalanes”. Según el departamento, tras el encuentro, Vila cree que “hay voluntad por parte del Estado de aplicar una modificación legislativa que lo permita y confío que lo podremos rematar en las próximas semanas”.

El consejero, además de recordarle al ministro que ha de cumplir sus compromisos presupuestarios con el MNAC, el Liceo o el Palau, explicó que “también se ha hablado de la filosofía que ha de presidir este tipo de instituciones culturales”.

Una versión bien distinta es la que mantuvo el Ministerio tras el encuentro de ayer. Fuentes cercanas a Méndez de Vigo aseguraron tras las declaraciones del consejero, de forma tajante, que: “El ministro no se ha comprometido en avanzar en nada, ni ha mostrado intención alguna de modificar nada, ya que a nadie se escapa que estamos en funciones”. Para el Ministro, la reunión de ayer “no ha sido nada más que un acto protocolario y ordinario, en el marco de buenas relaciones con un consejero que es nuevo. Por eso, se le ha recibido y se le ha atendido, pero no se han tomado decisiones y mucho menos sobre algo de calado”, remacharon.