La demora media para ser operado es de 43 días

El Hospital 12 de Octubre es el que más demora acumula con 76,78 días

La media de espera para una intervención quirúrgica en Madrid se sitúa en 42,82 días. El centro con mayor demora para operar es el Hospital 12 de Octubre con 76,78 días. El Hospital Infanta Sofía, el Ramón y Cajal y el Gregorio Marañón le siguen en el listado. El Gobierno regional presentó en el pleno del jueves pasado de la Asamblea de Madrid un plan que pretende disminuir los tiempos de demora. Para ello es imprescindible que se generalicen las intervenciones por las tardes, para lo que hay que llegar a pactos en los centros hospitalarios.

La Comunidad de Madrid ha colgado de la página web su plan estrella de mejora de las listas de espera quirúrgicas. En él se desglosa la situación en los 29 hospitales públicos en los que se opera. La media de espera en intervenciones quirúrgicas se sitúa en 42,82 días.

El Hospital 12 de Octubre es el que más demora acumula con 76,78 días. A continuación, aparece el Infanta Sofía con 64,48; el Ramón y Cajal con 58,78 y a poca distancia el Gregorio Marañón con 56,28. En total son 79.444 las personas que aguardan su turno.

A fecha de hoy, dice el plan, nueve hospitales y 25 servicios superan las demoras establecidas. En ellos se ha llegado a pactos de gestión para ampliar de forma programada la actividad quirúrgica en jornada de tarde los días laborables.

De la relación, 17.345 personas aguardan entre 0 y 30 días; 13.000 entre 30 y 60 días; 4.033 entre 60 y 90, 2.872 entre 90 y 180 días y 610 sobrepasan esa última cifra.

A modo orientativo, dice el plan, se marcan para los centros una demora media de espera quirúrgica inferior a los 100 días; para primeras consultas, 45 días, excepto para procesos oncológicos, que deben ser de 10 días máximo. En lista de espera para primeras técnicas o pruebas diagnósticas, 30 días.

 

80 millones

 

Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad, se comprometió en el pleno de la Asamblea de Madrid del jueves a que las listas se actualizarán los 15 primeros días de cada mes. La consejería aportará a este plan 80 millones.

La nueva relación surgió después de que la Comunidad de Madrid reconociera este año que la lista de espera quirúrgica era cuatro veces más grande que los 20.000 pacientes que afirmaba tener en julio de 2015. En junio de 2005, Madrid decidió cambiar su forma de contar a los enfermos y la lista de espera se despejó. El Ministerio de Sanidad expulsó a Madrid del Sistema Nacional de Salud al considerar que amañaba los datos para cumplir el compromiso electoral de la presidenta, Esperanza Aguirre, de que todos los madrileños serían operados en menos de 30 días.

Ahora se ha impuesto la realidad, y es Sánchez Martos el que pide que exista una comparativa de comunidades autónomas, con los mismos parámetros para todas. En Madrid, la actividad hasta noviembre de 2015, especifica el documento, era de un total de 407.220 intervenciones, a las que había que sumar 55.910 operaciones urgentes. En cuanto a la lista de espera de pruebas diagnósticas, existe un registro, pero la “información es parcial y escasa”, reconoce la consejería.