Localizan en Sant Joan les Fonts unas formaciones volcánicas inéditas

Estas coladas de lava son únicas en la Península Ibérica

Sant Joan les Fonts cobija unas formaciones volcánicas únicas en la península Ibérica. Son los blísters, pequeñas burbujas o protuberancias que provocó la presión de la lava cuando fluía por la zona, en el momento en que los volcanes estaban activos, hace 150.000 años. Hasta ahora no se había localizado ninguno en la Península Ibérica, sólo se podían ver en Lanzarote, y también en lugares como Irlanda y Hawai. Están localizados en una de las tres coladas de lava que hay depositadas en las zonas conocidas como del Boscarró y el Molí Fondo.

Estas nuevas formaciones se localizan en una colada de lava depositada en este lugar hace 150.000 años, situada entre una de unos 700.000 años de antigüedad y otra de 130.000. La confluencia y superposición de tres coladas de lava que antiguamente fluyeron por el cauce del Fluvià con miles de años de diferencia es para el geólogo asesor del Parque Natural de la Garrotxa, Llorenç Planagumà, algo “extremadamente especial”. Se encuentran en una superficie de unas cinco hectáreas catalogada como Afloramientos de Interés Geológico por el Plan Especial de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

Estas coladas presentan morfologías excepcionales y hábitos columnares perfectamente formados. El hallazgo presentado este viernes por responsables del Parque Natural y del Ayuntamiento de Sant Joan les Fonts, son unos antiguos túneles de lava que la colada creó al fluir por esta zona, ahora rellenados por basalto o restos de sedimento. La sobrepresión de la gran cantidad de lava que circuló provocó una deformación, o blíster, en el techo de los túneles, generando pequeños túmulos en la colada.

Quedaron al descubierto a mediados de los años 80 debido a la erosión provocada por el río Fluvià y la acción del hombre, pero no fue hasta hace un año que el Consistorio y el Parque decidieron iniciar su estudio y posterior análisis para saber exactamente de qué se trataba.

Durante los últimos cinco años el consistorio ha realizado varias campañas de limpieza de la vegetación de estos terrenos y el alcalde, Joan Espona, ya ha anunciado que con el objetivo de facilitar al máximo la observación de estos blísters continuarán mejorando la limpieza y la adecuación del espacio, incluido dentro de “La Ruta de las 3 coladas”. Entre las actuaciones futuras está prevista la instalación de carteles explicativos con información detallada de las formaciones volcánicas y la construcción de una escalinata plana que permita acceder al lugar con facilidad.

Desde el Consistorio confían recibir muchos nuevos visitantes gracias a la existencia de este nuevo atractivo teniendo en cuenta que se trata de un “hallazgo que dará un nuevo y único valor añadido a la ruta” y que el turismo volcánico está en alza. La apuesta por el turismo del Ayuntamiento ha conseguido incrementar exponencialmente el número de visitantes desde 2011, llegando a un aumento del 38% del 2014 al 2015. El perfil del visitante es principalmente catalán, familia.