Sant Adrià estrena fachada marítima sin los pantalanes

Endesa ultima la retirada de las estructuras de las tuberías que captaban agua para la central

Sant Adrià de Besòs

El desmantelamiento de los pantalanes que captaban agua para la central térmica de las Tres Chimeneas, en Sant Adrià del Besòs, encara la recta final. Tras realizar el grueso del trabajo, la retirada de los tubos, falta desmontar los pilares que las aguantaban dentro del mar. Una tarea que se retrasará hasta la primavera porque el mal estado del mar durante este invierno ha impedido trabajar muchos días.

Mientras, el Ayuntamiento de Sant Adrià está pendiente de un informe de la Diputación de Barcelona para avalar la declaración de Bien Cultural de Interés Local, con el que pretende tener fuerza ante Endesa para salvar lo único que queda en tierra del recinto: la mastodóntica sala de turbinas y las Tres Chimeneas. La eléctrica ha solicitado dos veces licencia de derribo, denegada también dos veces.

En paralelo, los Ayuntamientos de Sant Adrià y Badalona celebraron ayer la primera reunión de la Comisión política del proceso de modificación del PGM de la zona, en la que participaron representantes de todos los partidos. Ambos trabajan con la hipótesis de que las chimeneas y la sala de turbinas seguirán en pie y están en fase de preplaneamiento, un trabajo que coordina el arquitecto Sebastià Jornet y capitanea el Consorcio del Besòs.