Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
MODA

Txell Miras gana el premio a la mejor colección del 080

El dúo Carlotaoms vuelve a convencer como mejores diseñadoras emergentes

Si parecía difícil que las monjas pudieran seducir, esta vez no ha sido así. La colección Conventual, de Txell Miras, inspirada en el vestuario religioso, ganó ayer el Premio Nacional de la Generalitat a la Mejor Colección otoño-invierno 2016/17 de la pasarela 080 Barcelona Fashion, que finaliza hoy en la Casa Llotja de Mar. Después de una semana con más de treinta desfiles y cinco jóvenes creadores que optaban al Premio de la Generalitat al Mejor Diseño Emergente, la firma de las diseñadoras Elisabet Carlota y Elisenda Oms, Carlotaoms, se ha llevado este reconocimiento al nuevo talento por segunda vez. Según el jurado, su colección Itinerant ha sido la propuesta “más original y creativa” y ha convencido “por el uso del color y los estampados”.

Txell Miras presentó el martes su colección en una atmósfera monacal. El repique de campanas abrió y cerró un show en el que las modelos, con diseños sobrios y solemnes que recordaban el hábito de las órdenes religiosas, y ataviadas con velos de monjas, desfilaron por la pasarela con el convencimiento de que una indumentaria a priori despersonalizada también puede dotar de misterio el vestuario femenino. No era ni una crítica ni una banalización, dejó claro la diseñadora de Sabadell, sino un honesto homenaje formal y conceptual a un vestuario potente y misterioso. Al recoger el premio anoche celebró que el 080 valore “una colección arriesgada” porque “ofrecer cosas diferentes en moda es importante”. Cree que con esta colección ha encontrado un “punto de equilibrio” entre la espectacularidad de la pasarela y los diseños que gusten en la calle, porque más allá de los conjuntos monacales que se han llevado los flashes, está llena de pantalones y chaquetas con un look muy urbano, que juegan con la combinación de tejidos técnicos y naturales, asimetrías y sobreposiciones.

Una de las modelos de Carlotaoms en el desfile.

Con otro punto de partida, la montaña, Carlotaoms también presentó una colección muy urbana, pero con mucha lana y tricot. Tienen un discurso de marca muy claro y así lo repitieron cuando recogieron el premio: Carlotaoms es una marca “agender”, es decir, sin género, y de “quilómetro cero”, porque sus creadoras tienen muy claro que hay que generar “sinergias” con artesanos y proveedores locales para que todos salgan ganando. Por ahora, el premio, patrocinado por Desigual y dotado con 15.000 euros, además de darles pase gratis para la siguiente edición de la pasarela y abrirles las puerta de la feria Who's Next de París, les ha dado “un año más de vida”, reconocían las dos, porque “cuesta mucho arrancar un proyecto como este”, admitían.

Las marcas catalanas que desfilan en la pasarela son de lo más variopintas, y ayer fue un buen ejemplo de ello. Si la mañana empezó con la atmosfera bohemia y cándida de Aldomartins, la tarde se calentó y de verdad con las pieles de VM La Siberia, empresa familiar que pisó por primera vez la pasarela, y la noche culminó con la irreverencia inclusiva de Brain&Beast.

Más información