Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Presupuestos

La CUP rescata a Puigdemont y da vía libre a la prórroga presupuestaria

Cinco diputados anticapitalistas votan a favor de mantener las cuentas del 2015 mientras se elaboran los nuevos Presupuestos

La CUP ha facilitado este miércoles la aprobación de la prórroga presupuestaria que había elevado al pleno el consejero de Economía, Oriol Junqueras. El republicano ha insistido en que la medida era estrictamente de carácter técnico para facilitar la operación de crédito y de deuda y que el debate del proyecto presupuestario se haría más adelante cuando presenten el nuevo proyecto. Pero toda la oposición ha rehusado estos análisis al intuir de que se trataba de una coartada para no presentar unas nuevas cuentas. Después de dejar su voto en suspenso Cataluña Sí que es Pot –“No los daremos un cheque en blanco”–, la CUP ha salido al rescate del Ejecutivo de Carles Puigdemont y cinco de sus nueve diputados han votado a favor. Cuatro se han abstenido. El decreto ley se ha aprobado por 64 votos a favor, 60 en contra y 4 abstenciones.

La prórroga ha puesto a prueba por primera vez la solidez del pacto de estabilidad entre los dos grupos independentistas. “Facilitamos esta votación para empezar a aplicar ya la declaración del 9-N en toda su dimensión y para crear la nueva agencia tributaria de Cataluña”, ha remachado Eulàlia Reguant. La diputada de la CUP ha advertido que estos presupuestos prorrogados son “absolutamente insuficientes” y “el resultado de las políticas de la troika y de los que impulsaron la ley orgánica de estabilidad presupuestaria. A pesar de todo, la formación anticapitalista ha avisado de que quiere ser decisiva en la elaboración de las nuevas cuentas. “No podemos evitar la necesidad de trabajar en unas nuevas para poder decidir donde se mete la tijera". A su parecer, con una nueva agencia tributaria catalana se evitará que sea “Madrid, la troika y la Unión Europea los que gestionen la economía de Cataluña”.

El bloque antisoberanista no se ha dejado seducir por los argumentos técnicos de Junqueras y ha votado en contra de la prórroga. Antonio Espinosa, diputado de Ciutadans, ha advertido de la “gran potencialidad política” de la prórroga y ha lamentado que por sexta vez se haya llegado a este escenario. “Tenemos una deuda de 68.000 millones de euros. Que no sea el proyecto del "Fum fum,fum [humo] de la independencia si no traeremos el fla-fla-fla”, ha dicho en referencia al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Joan Coscubiela, portavoz de Cataluña Sí que es Pot, ha dicho inicialmente que querían colaborar para hacer unos presupuestos sociales y no continuistas , pero tampoco querían dar un cheque en blanco. Pero en su segundo turno, ha descartado la abstención con este mensaje: “Nos piden un cheque en blanco y hacernos corresponsables. ¿Alguien se puede creer de verdad que se puede hacer una hacienda catalana? Se tienen que aclarar: tienen que gestionar la realidad poniendo los pies en el suelo y no hacer volar palomas”.

Los socialistas han alegado que no pueden apoyar esta prórroga sin saber si habrá nuevos presupuestos para 2016 porque, según el diputado Òscar Ordeig, ni Junqueras lo sabe. El socialista ha lamentado que el Gobierno no se haya puesto en contacto con el PSC y que se “autoexcluya” buscando apoyos “solo en una bancada”. Ordeig ha reiterado que su partido está dispuesto a “dialogar y debatir” unas cuentas para 2016. “Estamos convencidos de que muchas inversiones pendientes no se pueden hacer sin nuevos presupuestos, que son vitales para Cataluña”, ha manifestado.

Junqueras ha cargado contra la oposición al recordar que, desde el primer momento, ha advertido de que este no era un debate sobre presupuestos, pero que todos los grupos han esquivado la discusión sobre la prórroga. El consejero, ironizando, ha invitado a Ciutadans a que explique su gestión económica en  diversas comunidades autónomas y al PSC que no presuma de política social, cuando el PSOE bajó los impuestos a las rentas más altas y pactó con el PP “una noche de agosto” la reforma del artículo 135 de la Constitución. Aun así, ha subrayado que la deuda de la Generalitat es del orden del 70% cuando la de España supera el 100%. “No pueden venir aquí e ignorar estas cifras”, ha lamentado. En su turno de replica, Espinosa le ha espetado al consejero que no se puede comparar Cataluña con España si no con el resto de comunidades y el popular Enric Millo ha hecho esta pregunta: “¿Por qué hay comunidades autónomas que no sufren la misma desigualdad que Cataluña, a pesar de estar peor financiadas?”. Y ha concluido: “Sólo quieren la prórroga para continuar endeudándose con lo que quieren”.

Más información