Selecciona Edición
Iniciar sesión

Quintana ve “poco presentable” retirar la ley de acuicultura

La conselleira de Mar descarta tanto la privatización del dominio público como entrada de multinacionales y desvincula el anunció de Feijóo a la proximidad electoral

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, se pronunció hoy por primera vez sobre la paralización en la tramitación de la ley de acuicultura -que anunció la semana pasada el presidente de la Xunta- en una clara alusión a las reivindicaciones del sector que exigieron la retirada del anteproyecto para elaborar uno nuevo. "No sé de dónde la tengo que retirar, porque me parece poco presentable retirarla de la exposición pública que es donde tiene que estar".

La responsable de la polémica ley, que obligó a Núñez Feijóo a desautorizarla para calmar los ánimos del sector y una fracción del partido crítico con los tiempos y las formas que marcaron la presentación del anteproyecto, abrió una vía de diálogo para poder explicarnos todos sobre cuáles son los fines de esta ley, hacia dónde queremos caminar y qué artículos son esos que a ellos (mariscadores y bateeiros) les dan cierta suspicacia con respecto a lo que puede ser el futuro de la acuicultura en Galicia", incidió Quintana.

Para la conselleira hay dos formas de trabajar: “una, pasa por sentarse con una hoja en blanco para ver qué se quiere hacer y otra, que es por la que ha optado el actual Gobierno gallego, la de avanzar en un trabajo administrativo”. Quintana hizo estas declaraciones en el Palacio de Congresos de Santiago, antes de reunirse con un centenar de representantes del marisqueo a pie de Galicia e insistió en que es más un problema de redacción lo que hay que consensuar de la futura ley.

“Primero habrá que resolver todas las cuestiones que tienen que ver con la gestión del dominio público en el régimen de concesiones y autorizaciones, para después presentarle ese borrador al sector y que sea este, después de analizado el documento, el que plantee sus dudas de forma que se puedan ir aclarando o corrigiendo aquellos artículos que ellos entiendan que no les queda suficientemente clara la redacción", informa Europa Press.

La decisión de paralizar la tramitación no está vinculada a la proximidad de las elecciones autonómicas, según la conselleira. "porque si tuviéramos miedo a unas posibles elecciones desde luego no habríamos expuesto la ley a exposición pública. Me parece que siempre jugamos muy claramente con el sector, siempre se pusieron las cartas encima de la mesa", ha argumentado.

Explicó Rosa Quintana que la elaboración de la ley fue un proceso que se inició hace seis años con el ánimo de regularizar esta actividad, para lo que se comenzó por diseñar una estrategia gallega de acuicultura, y luego un plan director. "Y todo eso con el tiempo suficiente para que la sociedad supiera hacia dónde queríamos ir".

Con 31 alegaciones ya recogidas en el borrador de ley, Quintana descarta que vaya a permitir una privatización del mar y la entrada de multinacionales. “No sé de donde se sacan todas estas interpretaciones porque no hay ningún artículo de la ley del que se deduzca esa posibilidad. La administración no pretende privatizar o ceder el uso del espacio del dominio público a empresas ni foráneas ni multinacionales", aseguró.

“Mar quiere apostar por esta acuicultura social y colectiva que existe en Galicia, que se desarrolla en las bateas de cultivo de mejillón, de ostra y de almejas. Y lo único que queremos es poner las normas de juego claras para que todos los ciudadanos puedan saber cuáles son los requisitos para poder optar a un proyecto de acuicultura en nuestra comunidad autónoma", subrayó Rosa Quintana.