Salud se personará en la causa contra el propietario de Funnydent

El Departamento entiende que "podría ser una de las partes afectadas" por el cierre de las clínicas dentales

El Departamento de Salud se personará en la causa judicial abierta contra el propietario de las clínicas dentales Funnydent, Cristóbal López, acusado de estafa. La Generalitat reveló ayer que ha iniciado "las acciones oportunas" para presentarse como acusación en la causa por entender que "podría ser una de las partes afectadas" por el cierre de las consultas odontológicas. La cadena Funnydent, que tenía clínicas en Sabadell y Mataró, clausuró repentinamente, sin previo aviso, todas sus clínicas (siete en Madrid y dos en Cataluña), dejando sin servicio a decenas de afectados que ya había pagado por adelantado sus tratamientos.

Salud también se ofreció al Juzgado de Instrucción nº 5 de Navalcarnero (Madrid) que instruye el caso para recuperar y custodiar las historias clínicas de los miles de pacientes que habían pasado por las clínicas. El juez instructor ordenó ayer prisión provisional comunicada y sin fianza para el propietario de Funnydent por su supuesta participación en un presunto delito de estafa.

El Departamento informó que está "en permanente contacto" con el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC) "para coordinar las acciones que se puedan derivar de este caso". Por su parte, el COEC reveló en un comunicado que ninguna de las dos clínicas de Funnydent en Cataluña contaban con el informe previo favorable del colegio profesional y tampoco  con la autorización del Departamento para realizar su actividad.

Salud recordó que la Agencia Catalana de Consumo puso a disposición de los afectados una guía de recomendaciones para abordar el caso. Por su parte, los equipos jurídicos de OCU y Facua, que también han creado una plataforma para los afectados, están preparando acciones contra Grupo Éxito Dental 2012, sociedad propietaria de las clínicas, de la que López Vivar es único administrador, informa F. Javier Barroso. Hasta el viernes pasado se habían presentado más de un centenar de denuncias de los afectados.