Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La emoción de ‘Truman’ llega al alma de los Gaudí

La cinta de Cesc Gay logra seis premios de la academia, que designa ‘El camí més llarg per tornar a casa’ la mejor en catalán

ver fotogalería

El cine de corte intimista (y, curiosamente, con notable presencia emotiva del mejor amigo del hombre, un perro) fue ayer noche el protagonista de la VIIIª edición de los premios Gaudí que concede la Acadèmia del Cinema Català después de que en su gala anual, estrenando sede en el Fòrum de Barcelona, reconociera a Truman y El camí més llarg per tornar a casa como las mejores películas en lengua no catalana y en catalán, respectivamente. Los laureles, sin embargo, fueron desiguales porque Truman se llevó la parte del león convirtiéndose en la gran triunfadora: amén de mejor película, se hizo también con las estatuillas de mejor director (Cesc Gay), guión (de Gay y de Tomàs Aragay), protagonista masculino (Ricardo Darín) y actores secundarios (Dolores Fonzi y Javier Cámara, que subió dos veces al recoger el de su ausente amigo Darín).

Satisfecho salió el equipo de Truman: logró más de la mitad de los premios (y los más codiciados) a los que fue nominada (11). Si no le fue mal en ese sentido a la historia de la inopinada visita de Tomás a su condenado amigo Julián y su fiel perro Truman, tampoco se puede quejar Sergi Pérez, ya que El camí... es su ópera prima, que arranca cuando Joel se ve obligado a salir de casa por vez primera desde tiempo, incapaz de superar un revés, porque descubre a Elvis, el can de su mujer, moribundo; y encima se deja dentro las llaves. El camí... repite lo de Rastres de sàndal en 2015: el mejor filme sólo fue reconocido como tal, sin más.

La alegría era más contenida entre los miembros de El Rey de La Habana y Anacleto: agente secreto. Ambos filmes, con 12 nominaciones cada uno, aun siendo los más premiados tras Truman, tuvieron que conformarse con una tercera parte, empatando a cuatro reconocimientos. También coincidieron en su tipología: en la primera, de Agustí Villaronga (aspiraba a mejor director), recayeron todos en apartados técnicos, como en la de Javier Ruiz Caldera, con dos de sus cuatro gaudís de laboratorio.

Mucho más duro fue para Barcelona, nit d’hivern, de Dani de la Orden, que se quedó sin galardón a pesar de optar a siete. Nadie quiere la noche, la última obra de Isabel Coixet, que ya salía tocada con tres nominaciones, sólo recogió el de mejor maquillaje y peluquería.

La ceremonia, que se vio en Madrid en el cine Palafox, sin reivindicaciones gremiales y en la que se libró el Gaudí d’Honor-Miquel Porter a Rosa Maria Sardà (que no fue “por liadísima con el trabajo”, dijo de manera poco creíble la presidenta de la Acadèmia, Isona Passola), dio visos de estar consolidada. Lo demostró la presencia de 2.000 personas, entre ellas la plana mayor tanto del sector como institucional, con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al frente. No tan sólida fue la agilidad del acto, de más de dos horas, que condujo Rossy de Palma. Ataviada con imposibles tocados y plumajes en la cabeza que jugaron con su nariz aguileña, sus sketchs tuvieron regusto surrealista y no arrancaron muchas sonrisas (la excepción: al sacar un consolador negro como metáfora de El Rey de la Habana), como se vio en un president de semblante serio y brazos cruzados, hasta cuando Passola reclamó en “una nueva etapa del país” una “mayor centalidad política para la cultura” y “presupuestos: sin cultura no hay país y sin cine no hay cultura”. Pero quizá estaba serio por el guión de la película política catalana.

El palmarés

Mejor película. El camí més llarg per tornar a casa
Mejor película en lengua no catalana. Truman
Mejor dirección. Cesc Gay (Truman)
Mejor guión. Cesc Gay y Tomàs Aragay (Truman)
Mejor protagonista femenina. Laia Costa (Victoria)
Mejor protagonista masculino. Ricardo Darín (Truman)
Mejor actriz secundaria. Dolores Fonzi (Truman)
Mejor actos secundario. Javier Cámara (Truman)
Mejor dirección de producción. Josep Amorós (Anacleto: agente secreto)
Mejor película documentalGame Over
Mejor cortometrajeEl adiós
Mejor película para TV13 dies d’octubre
Mejor película de animaciónAtrapa la bandera
Mejor dirección artística. Balter Gallart (Anacleto: agente secreto)
Mejor montaje. Raúl Román (El Rey de La Habana)
Mejor música original. Joan Valent (El Rey de La Habana)
Mejor fotografía. Josep Maria Civit (El Rey de La Habana)
Mejor vestuario. Maria Gil y Sonia Segura (El Rey de La Habana)
Mejor sonido. O. Tarragó, S. Bürmann y M. Orts (Anacleto)
Mejores efectos visuales. Lluís Castells y Lluís Rivera (Anacleto)
Mejor maquillaje. P. Perona, S. Imbert y P. Rodríguez (Nadie quiere la noche)
Mejor película europeaMandarines (Zaza Urushadze, Estonia)