Barcelona pide el indulto para los 8 condenados por el asedio al Parlament

La proposición del partido de Colau logra el apoyo de ERC y la CUP. El PSC se abstiene

El Pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer con los votos favorables de Barcelona en Comú, el partido de la alcaldesa Ada Colau, ERC y la CUP una proposición con contenido de Declaración Institucional que pide el indulto para los ocho condenados a tres años de cárcel por el asedio del Parlament. CiU, Ciutadans y PP votaron en contra. El PSC se abstuvo.

La proposición expresa la “preocupación por la severidad y desproporción de unas penas de tres años de cárcel para manifestantes que los propios magistrados, del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional, que absolvió a los ahora condenados, consideran que no está probado que participaran en ninguna agresión física”. El texto también insta al Gobierno catalán y al Parlamento, “en tanto que participes del recurso del Tribunal Supremo, a realizar aquellas acciones necesarias para evitar el ingreso de los ocho condenados”.

La proposición fue defendida por el teniente de alcalde Jaume Asens, que antes de ser edil fue abogado y se significó por su defensa a activistas sociales. “Para nosotros tiene un gran peso político porque el caso está ahora en el campo político. Casi agotada la vía jurídica, porque solo queda un recurso al Tribunal de Estrasburgo, el caso está en el campo político porque la concesión de un indulto es discrecional y tiene que ver con la alarma social de que alguien ingrese en prisión en un caso en el que hay una disfunción entre unos hechos que se les atribuye, gritar; y una pena, de tres años”.

 Agria discusión

 La discusión de la proposición fue especialmente agria entre Asens y los concejales Joaquim Forn (CiU) y Carina Mejías (Ciutadans). Mejías acusó a Asens de “injerencia” en la justicia y el concejal recordó que “la sentencia se dictó tras una absolución anterior y sin escuchar a los condenados”.

Dirigiéndose a CiU y PP, Asens criticó que sus representantes “se oponen a estos indultos y no tienen problema cuando afectan a los suyos [condenados de sus formaciones]”. Asens recordó también el episodio de 1984 “cuando el entonces Gobierno catalán convocó ante el Parlament” para apoyar a Jordi Pujol coincidiendo con Banca Catalana. “Ustedes solo invocan la separación de poderes cuando les afecta a ustedes”, espetó.

Más información