Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Wanda confirma que está “revisando por completo” su proyecto en Madrid

El grupo chino asegura que no se ha reunido aún con el Ayuntamiento de la capital sobre la reforma del edificio España

El grupo chino Wanda ha confirmado por primera vez de forma oficial que “en este momento” está “reevaluando por completo” su proyecto de reforma del edificio España, sin añadir más detalles al respecto. Según recoge un comunicado en su página de Internet en chino, reflejado por la agencia de noticias France Press y confirmado por fuentes del grupo en España, “no se han producido negociaciones entre la empresa y el Ayuntamiento”. No se aclara en esta nota sin embargo el futuro de su proyecto para rascacielos madrileño.

En concreto, la frase utilizada por la agencia y confirmada por fuentes del grupo chino en España es: "Wanda's Edificio España building project is currently under comprehensive reassessment". Es decir, el proyecto está siendo sometido en la actualidad a "una completa revaluación/reconsideración/replanteamiento/revisión"

La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena (Ahora Madrid), calificó de “rumores” las informaciones publicadas sobre el posible abandono del proyecto. “Wanda no ha manifestado que se marcha porque seguimos negociando”, dijo el lunes la regidora. “No trabajamos sobre la hipótesis de que se vaya porque estamos trabajando en soluciones que den viabilidad a su propuesta”, recalcó ese mismo día el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. Ayer, sin embargo, ante el pleno, Calvo reconoció que no se había producido aún una reunión con el grupo chino; así pues, el proyecto sigue tramitándose por parte del Ayuntamiento no porque Wanda haya confirmado que se queda sino porque, hasta ahora, no ha confirmado oficialmente que se va.

El entorno del grupo empresarial chino en España filtró hace días su retirada del proyecto por las dificultades técnicas que supone la reforma después de que la Comisión Local de Patrimonio Histórico (presidida y controlada por el Gobierno regional) insistiera en que debe conservar las fachadas y alzados laterales, protegidos por su valor icónico para la ciudad. Ayer, el diario económico Cinco Días señalaba que Wanda ha contactado ya con grandes consultoras, entre ellas Knight Frank, JLL y Aguirre Newman, para solicitarles sus servicios de intermediación y búsqueda de potenciales compradores para el edificio.

Un edificio de 265 millones de euros

Wanda compró el inmueble (construido en 1957, con 117 metros de altura y 28 plantas, y ubicado en la madrileña plaza de España) por 265 millones al Banco Santander en julio de 2014. La Comisión Local de Patrimonio ya había dicho en marzo de 2014 que las fachadas y los alzados laterales había que mantenerlos, pero el grupo chino volvió a consultarlo el pasado verano, alegando que la obra no era posible de esa forma.

Calvo y Carmena, en la rueda de prensa del pasado lunes. EL PAÍS

La respuesta del organismo, que preside la directora regional de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini (PP), fue la misma: no se pueden tirar las fachadas. El Ayuntamiento, que ha defendido a capa y espada la necesidad de proteger estos elementos, insistió el lunes en que trabaja “para dar viabilidad técnica a la actuación, garantizando el cumplimiento de la ley y que sean posibles las reformas que quiere hacer el grupo”. “Hemos hecho una nueva propuesta y se está discutiendo, están reflexionando”, explicó Carmena. “Wanda está sorprendida del conjunto de rumores que se han desatado con estas informaciones cruzadas”, añadió ese día Calvo.

"Una campaña personal contra nosotros"

A finales del pasado mes de octubre, apenas días después de conocer la decisión de la Comisión Local de Patrimonio, el presidente de Wanda, Wang Jianlin, dio una conferencia en la escuela de negocios de la universidad estadounidense de Harvard, que terminó con una ronda de preguntas del público (casi un millar de estudiantes). “Usted ha mencionado que Wanda, al globalizarse, se ha topado con algunos obstáculos legales y culturales a nivel local. Su plan para reconstruir el edificio España fue rechazado por el Gobierno español”, inquirió uno de los asistentes.

El magnate chino respondió: “Primero, déjeme corregirle: no fue el Gobierno español el que vetó la propuesta, fue una campaña personal contra nosotros por parte de Madrid. Es un ejemplo perfecto de libertad en Occidente: cualquiera puede expresar su punto de vista y recabar firmas en una página de Internet para protestar contra nuestro esfuerzo de reconstrucción. No fue el Gobierno el que rechazó el plan. En segundo lugar, estás condenado a toparte con problemas, o cuando inviertes o durante el desarrollo. Es muy normal que ocurra. Si no hubiera problemas, no haría falta un jefe o un gestor profesional muy bien pagado. ¿Qué haces cuando te topas con un problema? Ser paciente. Poco a poco, ellos exponen sus razones. Tú puedes hacerme sugerencias, y yo puedo contratar a un equipo de relaciones públicas o abogados para refutarlas. Este asunto está aún en desarrollo, y esperamos con paciencia un resultado”.

Oficialmente, tras conocer la negativa de las autoridades madrileñas a su petición de tirar las fachadas, Wanda dijo que mantenía su compromiso con el proyecto. Se creó un grupo de trabajo conjunto con la Comunidad y el Ayuntamiento. Al trascender hace tres semanas la decisión de cerrar su delegación en España y prescindir de los profesionales implicados en la reforma, el Ayuntamiento trató con muchas dificultades de ponerse en contacto con Wanda, e intentó cerrar una reunión que aún no se ha producido.