Núria Cadenes, premio Crims de Tinta con un asesinato ‘caleidoscópico’

El galardón, convocado por RBA-La Magrana, abre el 11º festival literario BCNegra

En un pueblo de apenas 500 habitantes, tradiciones agrarias y las tiendas justas muere en la casa turística en extrañas circunstancias un arribista bien conectado con políticos y empresarios. Lo que puede haber ocurrido y por qué es lo que intenta averiguar un periodista a partir de mirar, como si a través de un caleidoscopio se tratara, la quincena de voces del pueblo que van desvelando las violencias latentes en la localidad. Esa estructura polifónica y fragmentaria, reforzada a partir de textos breves, es lo que llamó la atención del jurado del VII premio Crims de Tinta que convoca la editorial RBA-La Magrana y que se falló ayer en Barcelona, otorgando sus 5.000 euros de dotación a Tota la veritat, que presentó la escritora Núria Cadenes.

“No hay investigaciones retorcidas, ni asesinatos con violencia a lo cártel mexicano, pero sí violencia subterránea de baja intensidad”, dijo ayer la autora tras recibir el galardón de manos de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. “Hablo de mi país, la realidad que conozco... Ocurre que hacemos ver que no lo vemos y después, cuando sale a la luz, no paramos de escandalizarnos; esto somos nosotros”, dijo Cadenes, que confesó que algunas de las historias están basadas en hechos reales.

Tota la veritat, que publicará en marzo el sello del grupo RBA La Magrana (que cumple 40 años), es la primera novela negra de Cadenes (Barcelona, 1970), si bien había debutado en el género hace poco más de dos años con un cuento en el conjunto de relatos Elles també maten.

En cualquier caso, abre registro en una autora que empezó su trayectoria desde la vertiente autobiográfica con Cartes de la presó (1990) y Memòries de presó (1994), fruto de los casi seis años que pasó en la cárcel tras ser acusada de un atentado frustrado de Terra Lliure a una residencia militar en octubre de 1988 en Barcelona. En 1992, el Tribunal Supremo decidió absolverla por falta de pruebas, tras una potente campaña de apoyo de sectores independentistas catalanes, si bien la justicia mantuvo el delito de tenencia ilícita de armas. Ese mismo año fue puesta en libertad. Miembro fundador del grupo independentista juvenil Maulets, ha mantenido cierta actividad política: en 2010 cerró la lista por Girona de Solidaritat Catalana per la Independència en las elecciones al Parlament de Cataluña y en 2013 fue elegida presidenta del partido. En paralelo, ha ido forjando una trayectoria como escritora que en 2008 la llevó a ganar dos premios con el conjunto de relatos AZ. Su última novela hasta la fecha era El banquer (2013), inspirado en la figura del banquero Juan March.

El galardón sirve de pórtico al festival de novela policiaco BCNegra, que hoy tiene en el estreno del montaje teatral Port Arthur, de Jordi Casanovas (Fàbrica Moritz), su principal reclamo.