El paro en Cataluña cae en 87.900 personas en 2015

El desempleo registra la cifra más baja en un cuarto trimestre desde 2009: 668.600 parados

Cataluña cerró 2015 con 87.900 parados menos que el año anterior hasta alcanzar los 668.600, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este ya son tres los años consecutivos de reducción del volumen de desempleados. No solo ha sido la mayor caída desde 1999, sino que la cifra actual de catalanes sin empleo es la más baja en los últimos seis años.

En el conjunto de España, se vivió el mayor descenso de parados de su historia con 678.200 desempleados menos que en 2014 y un saldo de 4.779.500 parados, el nivel más bajo desde finales de 2010. El resultado fue una tasa de paro del 20,9% y un incremento de ocupados del 3%.

La tasa de paro catalana, en cambio, se situó en 17,73%, más de dos puntos porcentuales menos que hace un año. La ocupación también arrojó datos positivos, con 53.800 empleados más y un saldo final de 3.101.900. Creció en todos los sectores, menos en la construcción, donde se perdieron 14.200 puestos de trabajo.

Solo el de los servicios fue el único sector donde creció el desempleo, en concreto, en 9.400 personas. El 28,6% de los parados tuvo su último trabajo en esta área, aunque el grueso de afectados sigue estando en el colectivo de catalanes que no se clasifican porque dejaron su empleo hace más de un año. Estos suponen el 62,3% del total.

La titular del Departamento de Empleo, Dolors Bassa, ha realizado este jueves su primera valoración de los resultados de la EPA, a los que ha asegurado ver "con un optimismo moderado y responsable". La consejera ha añadido que aún queda "mucho trabajo por hacer" para garantizar un empleo "digno para todos". Pero ha recordado que "son las empresas las que crean puestos de trabajo" y que si el Gobierno autonómico tuviera "competencias plenas en políticas activas,  la apuesta por reducir el paro sería más importante y sería más eficiente".

El secretario general del Departamento, Josep Ginesta, se ha mostrado alarmado por el incremento del paro en la población femenina, ya que la reducción de desempleados en 2015 se centró en los hombres. Trabajo ha anunciado que implementará políticas para promover el empleo entre las mujeres, que también vieron caer sus datos de ocupación (-1.000) a diferencia de sus pares masculinos (54.900).

Cae el paro de larga duración

Por edades, el paro solo se incrementó entre los jóvenes de 16 y 19 años (+4,2%) y se redujo en el resto de colectivos. Estas caídas no se reflejaron, sin embargo, en la ocupación, que solo aumentó entre los mayores de 45 años (+3,9%) y los jóvenes de entre 20 y 24 años (+10,5%).

El número de parados que buscan empleo desde hace más de un año cayó en un 12,7% y se situó en 393.900 personas, es decir, el 58,9% del total. La novedad se dio entre los que llevan más de dos años sin encontrar trabajo, ya que disminuyeron por primera vez en ocho años: 34.700 menos (10,9%), aunque todavía hay 283.300 catalanes en esta situación. 

La población activa continuó bajando hasta las 3.770.500 personas, donde los jóvenes cada vez pesan menos: los menores de 35 años que trabajan o bucan un empleo han pasado de representar el 39,4% al 28,2%. Precisamente esta reducción ha sido la principal crítica de los sindicatos, que recelan de los resultados.

CC OO ha atribuido en un comunicado la disminución del paro a la caída de la actividad y ha recordado que el tipo de empleo creado haya sido "exclusivamente temporal". UGT ha advertido que la reducción de desempleados no ha ayudado a combatir la pobreza, ya que la precariedad, la temporalidad y los bajos salarios han caracterizado las nuevas contrataciones. USOC ha calificado los resultados de "leve mejora" y ha lamentado que la ocupación y el desempleo evolucionen en diferentes ritmos.

9.000 parados más que el trimestre anterior

El número de desempleados en Cataluña entre octubre y diciembre de 2015 aumentó en 9.000 personas respecto al trimestre anterior, arrastrado por el descenso de la actividad en la construcción y la pérdida de empleos en los servicios. Ambos sectores sumaron 4.500 y 28.800 parados más, respectivamente.

La tasa de desempleo subió 0,24 puntos porcentuales. Los datos de desempleo coincidieron con los de ocupación, que registró una caída idéntica: 9.000 ocupados menos. Solo la agricultura vio crecer su número de trabajadores.