Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El perito judicial acusa al exalcalde de Cenicientos de enriquecimiento

El exalcalde popular del municipio se enfrenta a una querella interpuesta por miembros de su propio equipo

Un dictamen pericial encargado por el juez que investiga la querella interpuesta contra el exalcalde popular de Cenicientos Jesús Ampuero por miembros de su propio equipo, concluye que existió un enriquecimiento personal de 105.012 euros. Ampuero sostiene que en el informe hay errores y que no se contemplan importes que ha prestado y nóminas que aún le debe el municipio, gobernado ahora por el PSOE.

 

 

Ampuero se enfrenta a una querella por la gestión que llevó a cabo en el Ayuntamiento como alcalde durante más de 20 años. Dimitió en julio de 2010 por problemas de salud. Dos años después, sus sucesores, también del PP, interpusieron una querella en la que le acusaban de apropiarse de tasas de la casa rural, de efectuarse a sí mismo pagos y de extender pagarés sin que el interventor municipal tuviera conocimiento.

El dictamen pericial encargado por el juez con el objetivo de revisar los ingresos de Ampuero determina que “se ha producido un enriquecimiento personal de 105.012 euros”. El exalcalde declaró ayer a EL PAÍS que el informe tiene “muchísimos errores” y que falta documentación. Por ejemplo, “no se ha contabilizado una cuenta que tenía con mis padres, desde la que presté dinero al Ayuntamiento, de la que salen 84.000 euros”. También le deben dos años de sueldo, dice. “Solo con eso, ya sobrepasaría el dinero que dicen que debo”, declara. Algo que está convencido se aclarará el 3 de febrero, fecha en la que se ratificará el informe pericial.

El especialista tampoco ha encontrado rastro del destino de 140.427 euros que se debían haber cobrado en el Ayuntamiento procedentes del alquiler de la casa rural La Corredera entre 2003 y 2010. Tan solo consta el cobro por el Ayuntamiento de 35.311 euros. “Ese dinero se utilizaba para las cosas normales que se necesitaban, por ejemplo si tenías que ir a por pintura, yo daba el dinero y luego la factura se entregaba al contable. Pero han desaparecido, porque como hay animadversión hacia mí, alguien ha debido de romper todo”, se queja.

El documento expone que la práctica contable del Ayuntamiento tiene “graves irregularidades”, recurriendo a la financiación por medio de pagarés, algo que no permite la ley.

Pagarés que ahora se han convertido una losa para el municipio, que con 2.000 habitantes y un 54 % de paro se enfrenta a una deuda de 12 millones de euros (tiene un presupuesto de 1,3). De ella, 2,8 millones son pagarés que le reclaman los juzgados. El perito recuerda que son los firmantes de los pagarés los responsables de su pago. En cuanto a que el exalcalde prestase dinero al Ayuntamiento para hacer pagos, el perito indica que “se sitúa totalmente fuera de la legalidad”. El informe dice que se abonaron de esa forma 194.842 euros, que procederían de unos ingresos que aparecen en la cuenta del exalcalde, cuyo origen el perito desconoce. Ampuero dice que se los prestó una persona y que ahora debe pagarlos.

Más información