Selecciona Edición
Iniciar sesión

Tres lobos atropellados en menos de un año en Madrid

Ayer se encontró el cadáver de un ejemplar en la cuneta de la N-I, a la altura del kilómetro 93 (Somosierra)

Por segunda vez en una semana, ha muerto un lobo atropellado en las carreteras madrileñas, el tercer ejemplar en menos de un año. El cadáver del último se encontró ayer en la N-I, a la altura del kilómetro 93,100, en el término municipal de Somosierra. El animal presentaba múltiples traumatismos y fue trasladado por agentes forestales al Centro de Recuperación de Animales Silvestres (Cras) para realizarle la necropsia.

 

Un particular avisó ayer sobre la existencia de un cadáver de un animal en la N-I en el kilómetro 93,100, sentido entrada a Madrid. Los agentes forestales acudieron al lugar y hallaron a un lobo con múltiples traumatismos en la cuneta de la carretera. El pasado 21 de enero, apareció otro cánido muerto en la carretera M-608 en el término municipal de Manzanares el Real. La necropsia confirmó que era una hembra de entre dos y tres años y que murió atropellada. En abril del año pasado otro vehículo mató a un cánido en la carretera que une Guadarrama con Los Molinos.

En 2013 se tuvo constancia de que el lobo había regresado a Madrid. Científicos del grupo Sierra Carpetanía grabaron a una manada que había criado en la vertiente madrileña de La Sierra del Guadarrama. Ahora son dos las manadas establecidas en las montañas madrileñas.

Los agentes forestales trasladaron el cadáver al Cras donde se le está realizando la necropsia. Todavía no se han dado los resultados, aunque en este caso y dado el estado del cadáver lo más probable es que haya sufrido un atropello. La Consejería de Medio Ambiente no ha confirmado si estos animales proceden de las manadas que viven en la región. También entran y salen ejemplares de forma habitual procedentes de la vecina Segovia.

Más información