Viñals niega que diera por fallecidas a las chicas porque trató de reanimarlas

El exconcejal del PP y responsable del equipo médico contratado en la tragedia del Madrid Arena ha declarado en el juicio este martes

Viñals niega que diera por fallecidas a las chicas porque trató de reanimarlas. 

El exconcejal del PP y responsable del equipo médico contratado en la tragedia del Madrid Arena Simón Viñals, ha negado que diera por fallecidas a las tres chicas que entraron en la enfermería. Según su versión, diagnóstico que las adolescentes sufrían "parada cardiorrespiratoria de difícil recuperación".  Viñals, de 80 años, ha declarado este martes en el juicio del Madrid Arena que se celebra estos días en la Audiencia Provincial de Madrid, aunque ha anunciado que solo responderá a las preguntas de la Fiscalía y de su defensa.

El fiscal afirma que al atender a tres de las menores víctimas de los hechos ni él ni su hijo Carlos, que declaró tras su padre, fueron capaces de reconocer que, al menos dos de ellas, estaban en parada cardiorrespiratoria y "enseguida diagnosticaron erróneamente que estaban fallecidas". Viñals ha destacado que no se expresó adecuadamente cuando en fase de instrucción dio por fallecidas a las tres chicas porque "es absurdo decir que una persona esta fallecida e iniciar maniobras de reanimación". "Mi instrucción en voz alta fue masaje cardiaco ininterrumpido", ha dicho.

"Es evidente que ese fue mi diagnóstico porque si no hubiera sido incongruente hacer maniobras de resucitación", ha precisado Viñals padre, que ha asegurado que disponía de material suficiente para atender a las tres chicas, "aunque solo contaba con un desfibrilador en una ambulancia". Viñals ha explicado que a las 4.00 un grupo de personas trajo primero a Cristina Arce y casi simultáneamente a Rocío Oña. Cuando él iba salió a avisar de que necesitaba "recursos del Samur", entró también la tercera joven, Katia Esteban, momento en que escuchó decir a alguien que el Samur ya había sido avisado.

Ha querido dejar claro que nada más llegar las dos primeras chicas, las diagnosticó parada cardiorrespiratoria de difícil recuperación y se pudo inmediatamente a practicar maniobras de reanimación, él a Cristina y su hijo Carlos con Rocío. "Empezamos a hacer lo que recomienda la Sociedad Americana del Corazón (AJA), que es un masaje cardiaco ininterrumpido y al cabo de un minuto intento salir cerca de la puerta a avisar de que necesito recursos del Samur, no lo consigo. Viñals ha manifestado que estuvo reanimando a las chicas durante 15 minutos hasta que llegó el Samur, y que a las tres les aplicó tres inyecciones de adrenalina.

El acusado ha señalado que la primera unidad del Samur llegó a las 04.15, pero nadie hizo desfibrilación alguna. "No recuerdo que el Samur hiciera desfibrilaciones y creo que no las hizo", ha aseverado cuando "al menos hay que continuar con ellas treinta minutos. Nosotros solo utilizamos 15 minutos, luego se hace una transferencia al Samur para que continúen ellos", ha matizado.

Sin experiencia en la reanimación

Carlos Viñals, miembro del equipo médico contratado en la tragedia del Madrid Arena junto a su padre Simón Viñals, ha reconocido que nunca antes había practicado una maniobra de reanimación cardiopulmonar, pero que sabía como hacerlas porque adquirió la formación viendo vídeos. Viñals hijo ha declarado en el juicio del Madrid Arena que, al igual que su padre solo responderá a las preguntas de la Fiscalía y de su defensa.

El acusado también ha admitido que no pinchó la adrenalina a las chicas en el mejor sitio posible porque lo hizo de manera intramuscular en vez de intraósea. "Hubiera sido más eficaz pero no tenía la aguja necesaria", ha explicado, si bien ha precisado que ya a posteriori se enteró de que intravenosa hubiera sido mejor aún.

Sin salirse del relato de su padre, Viñals ha destacado que las chicas no habían fallecido cuando entraron en la enfermería en parada cardiorrespiratoria, y que estuvieron practicando maniobras de reanimación a las tres jóvenes durante 15 minutos, hasta que vino la UVI móvil del Samur a las 04.19. Él se ocupó de Rocío y le aplicó tres descargas. Para ello, levantó su ropa y puso las palas, por lo que se produjeron quemaduras.

Su opinión, sin embargo, no coincide con lo que dijo el Samur en el sumario. El servicio municipal de asistencia sostiene que no se hicieron descargas porque las chicas no tenían quemaduras en la piel. Katia y Cristina murieron en la enfermería. Rocío lo hizo después, en el hospital, minutos más tarde haber sido reanimada por el Samur.

"Viñals es un cobarde"

Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, una de las cinco chicas que murieron en la fiesta del Madrid Arena, ha acusado este martes en el juicio al doctor Simón Viñals de tener "mucha cara" y de "ser un cobarde" por tratar de descargar su responsabilidad en el Samur.

En declaraciones a los medios tras un receso en el interrogatorio al doctor Viñals en el juicio del Madrid Arena, De la Fuente ha dicho que el médico encargado de la enfermería del pabellón en la noche de la fiesta le ha producido "la misma repugnancia de siempre" por sus mentiras. "Intenta descargar toda la responsabilidad en el Samur". Isabel ha destacado que "un médico tiene que intentar salvar la vida de la gente y no pasar de ello, que es lo que ha hecho este hombre".

Más información