Selecciona Edición
Iniciar sesión
MWC

El transporte urbano amenaza con unirse a la huelga durante el Mobile

Los conductores de tranvías y autobuses urbanos están convocados a dos días de paro

Más amenazas de huelga en el sector del transporte urbano durante la próxima edición del Mobile World Congress, que se celebrará en Barcelona del 22 al 25 de febrero. A los trabajadores del Metro —que irán a huelga el 22 y el 24— se han unido este martes los conductores de tranvías y autobuses urbanos de la provincia de Barcelona, que están convocados a paros de 24 horas durante la víspera y la primera jornada del congreso de móviles más importante del mundo. El objetivo es desbloquear la negociación de su convenio sectorial. La plantilla de Autobuses de Barcelona, que tiene un acuerdo propio, decidirá la próxima semana si se une al paro los mismos días que sus compañeros del Metro.

El sector del transporte de viajeros suma ya 13 meses de negociaciones para renovar un convenio que afecta a unos 8.000 empleados de empresas como Tram, responsable de los tranvías de la ciudad, o Servicios Generales de Movilidad y Transporte (SGMT), que lleva el Aerobús; así como los autocares y autobuses urbanos de municipios como L'Hospitalet de Llobregat, donde se celebrará el congreso. UGT, que convoca el paro junto a CC OO, ha atribuido la medida a que "la actitud intransigente de las patronales Fecav y Audica imposibilita ningún tipo de acuerdo".

El responsable del sector de carreteras en UGT, Juan José Pérez, ha asegurado que las patronales se niegan a mantener las condiciones estipuladas en el convenio actual y que plantean congelar los salarios e incrementar la flexibilidad de los horarios. "Además, quieren quitar la antigüedad y crear una categoría de entrada con sueldos más baratos, lo cual es una barbaridad. Todos somos conductores profesionales. Tú puedes tener 30 años de experiencia y comenzar en una nueva empresa y no por eso vas a cobrar menos", ha denunciado.

Autobuses de Barcelona ha convocado un paro entre las 10.00 y las 16.00 del 3 de febrero, un día después de la huelga parcial que celebrará la plantilla del Metro, que también depende de la empresa municipal Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). A partir de las 16.00, los conductores de autobuses decidirán en una asamblea si se unen a los paros del 22 y el 24, según ha informado CGT en un comunicado. La plantilla exige "el fin de la contratación precaria", que los trabajadores temporales y a tiempo parcial pasen a ser fijos y a tiempo completo, un aumento salarial del 1,5% cuya partida proceda de la que se destina al pago de directivos y que la dirección "deje de intervenir en la acción sindical".

Más información