Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un coche mató al lobo hallado en Manzanares el Real

La necropsia ha confirmado que era una hembra de entre dos y tres años

El jueves pasado un vecino localizó el cuerpo de un lobo en el arcén de la carretera M-608 en el término municipal de Manzanares el Real. Los agentes forestales trasladaron el cuerpo al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Comunidad de Madrid donde le realizaron la necropsia. Los análisis han descartado muerte por envenenamiento o por un disparo.

Ya son dos los lobos que han muerto atropellados desde que se conoce que viven y crían en la Comunidad de Madrid. En abril del año pasado apareció otro ejemplar atropellado en la carretera que une Guadarrama con Los Molinos. El pasado 21 de enero apareció otro ejemplar en una cuneta de Manzanares el Real. En esta ocasión, es una hembra de entre dos y tres años, informa la Consejería de Medio Ambiente. Desconocen si se trata de una de las hembras de la manada establecida en la sierra madrileña.

Los agentes levantaron acta del suceso y trasladaron el cuerpo al Cras donde se le practicó la necropsia. A pesar del lugar donde apareció, al lado de la carretera, en principio, no descartaron otras causas de la muerte, como envenenamiento -debido al rictus de su cara- o un disparo. 

La especie había desaparecido de la Comunidad en los años cuarenta, aunque volvió a establecerse en la región en 2013. En este momento, hay dos manadas asentadas en la sierra de Madrid, ambas de entre cinco y seis miembros, informan fuentes de la Consejería. También existen ejemplares que entran y salen de la Comunidad por la vertiente segoviana de la Sierra del Guadarrama.

Ante este tipo de sucesos, los agentes forestales recopilan toda clase de indicios que ayuden a esclarecer lo que ha ocurrido y activan el protocolo de posible delito, a la espera de los resultados de la necropsia. En este caso se trata de una especie que está protegida por debajo de la frontera del río Duero.