Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Síndic de Greuges analiza los recursos contra la violencia machista

La institución presentará un informe a las Cortes sobre los recursos públicos de que disponen las Administraciones

El Síndic de Greuges, José Cholbi, se ha dirigido a todas las consejerías, a las tres diputaciones y a los ayuntamientos valencianos de más de 20.000 habitantes para solicitar datos detallados sobre los dispositivos de atención a las mujeres víctimas de maltrato y a sus hijas e hijos. Su intención es elaborar un informe para las Cortes Valencianas sobre la red de atención integral a la violencia de género.

La iniciativa se produce después de que este viernes una mujer de 73 años fuese asesinada, presuntamente, por su marido de 77, que posteriormente se suicidó, en un barrio de Valencia. El nuevo asesinato machista ha sido condenado por las principales instituciones, que hoy han convocado una nueva concentración silenciosa frente al Palau de la Generalitat a la que han acudido, entre otros, la vicepresidenta Mònica Oltra, el consejero de Hacienda Vicent Soler y el alcalde de Valencia, Joan Ribó.

La oficina del síndic, en el ámbito de la investigación, ha solicitado la colaboración de los agentes sociales y asociaciones de mujeres, profesionales de los equipos de atención, así como mujeres usuarias que trabajan en la Comunidad Valenciana en la protección de las víctimas y erradicación de la violencia de género.

La información recabada servirá para que el defensor del pueblo valenciano pueda evaluar la respuesta que las distintas Administraciones públicas vienen prestando para la atención, protección e inserción de las víctimas de la violencia de género.

Los resultados de esta investigación, así como las conclusiones y recomendaciones correspondientes, serán presentados en las Cortes como un informe especial para que el Parlamento tenga información detallada y pueda ser utilizada por los diputados.

En 2005, el Síndic de Greuges ya elaboró un primer informe sobre violencia de género en el que ofreció una serie de recomendaciones para subsanar las carencias detectadas. Más de una década después, según reconoce la institución, "ha habido avances tanto en el marco normativo como en la creación de mecanismos y dispositivos de atención a las víctimas de violencia de género y en las actuaciones dirigidas a sensibilizar y concienciar a la sociedad, pero las cifras en general y el número de víctimas en particular obligan a seguir trabando con firmeza para acabar con esta lacra social que sigue cercenando la vida de tantas mujeres".

Desde la oficina del Síndic han señalado que "la persistencia de esta violencia es un escollo grave para la protección de los derechos humanos más elementales". "Los poderes públicos, prosiguen, "no pueden rehuir su responsabilidad a la hora de garantizar la integridad física y moral de las mujeres y sus hijos víctimas de esa violencia".

Más información