Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las víctimas del metro lamentan que la exgerente eluda su responsabilidad

La asociación cuestiona la declaración de Marisa Gracia en la comisión parlamentaria

La Asociación de Víctimas del Metro (AVM3J) de Valencia ha afirmado hoy, tras las primeras comparecencias en la comisión de investigación creada en las Cortes Valencianas, que considera inaceptable que se pisotee la memoria de los 43 fallecidos y la dignidad de las 47 familias que tuvieron algún herido entre sus miembros.

AVM3J ha hecho estas afirmaciones después de que la exgerente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) Marisa Gracia asegurara el pasado jueves que nunca hubo ninguna observación de que la curva donde se produjo el accidente de Metrovalencia el 3 de julio de 2006, en el que murieron 43 personas, "pudiera ser un punto negro".

En un comunicado, la asociación de víctimas ha recordado que fue Marisa Gracia quien encargó el informe Reflexiones para la comparecencia en la Comisión de investigación en las Cortes Valencianas, en el que se indicaban las respuestas que tenían que dar los comparecientes para sostener que no hubo fallos y que la responsabilidad fue del conductor del convoy.

Para la AVM3J es "inaceptable que cualquier empresa obstaculice la investigación [judicial] e incite a mentir a sus trabajadores, pero todavía más grave al ser una empresa pública".

Inaceptable es también para las víctimas que "el Gobierno al que corresponde vigilar el correcto funcionamiento de esa empresa [la Generalitat valenciana] no censure que se preparen las respuestas en los despachos de FGV y que se mantenga esta farsa más de nueve años".

A Marisa Gracia, como responsable de la dirección de FGV, la asociación de víctimas le recrimina no "haber gestionado de manera más efectiva la prevención del riesgo en la circulación". "Debería haber hecho caso de las denuncias de los sindicatos y proteger la curva, porque lo habían pedido en múltiples ocasiones, aunque ella lo niegue", indican los familiares.

Según las víctimas del metro, la dirección de FGV "decidió que no era necesario proteger la curva con sistemas técnicos y dejó toda la responsabilidad de la circulación sólo en manos del conductor, pero se equivocaron y murieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas".

El comunicado asegura que "43 personas murieron porque en la línea 1 no había nada que frenara al tren. Sólo una señal en la pared, que evidentemente, no sirvió de nada. Esa es la responsabilidad de Marisa Gracia y del anterior Gobierno del Partido Popular".

La AVM3J pide a Marisa Gracia, al expresidente de la Generalitat y senador Alberto Fabra y a la exconsejera de Infraestructuras y presidenta de los populares valencianos, Isabel Bonig, que cambien su actitud y dejen a un lado su pasividad porque "nunca es tarde para rectificar y actuar dignamente".