Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Récord de animales silvestres rescatados en 2015

El hospital de fauna de la ONG Grefa ayudó a 5.466 animales

El año pasado hubo momentos en que las instalaciones del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) en el Monte del Pilar de Majadahonda estaban abarrotadas. En total, Grefa se hizo cargo de 5.466 animales que ingresaron con diversas lesiones (15 ejemplares al día de media). Un 45% más que el año anterior, en el que recogieron 3.762 animales.

De ellos, la organización ecologista consiguió recuperar y liberar en la naturaleza a 2.715 ejemplares. “No conseguimos sacar a todos adelante, algunos llegan muy mal”, informan fuentes de la organización. En el camino se quedó, por ejemplo, uno de los pollos de cigüeña que saltó del nido situado en el tejado del Ayuntamiento de Brunete cuando se quemó el edificio.

El aumento en los ingresos se debió, en gran medida, a la cantidad de pollos de vencejo que tuvieron que atender debido a la ola de calor que sufrió la región en verano. Fueron 1.200, más del doble de la cifra habitual.

También ayudó el patrocinio de la Fundación Montemadrid, gracias al cual Grefa pudo incrementar los medios de rescate. Y la red de voluntarios a la que Ernesto Álvarez, presidente de Grefa, quiere agradecer el trabajo realizado. Los particulares acercaron al hospital más de 3.000 animales que se encontraron lesionados.

Especies protegidas con disparos

Número de rescates: 5.466 animales. De ellos, 4.791 fueron aves, 334 mamíferos, 325 reptiles y 16 anfibios.

Animales liberados: Grefa consiguió recuperar y soltar en su hábitat natural a 2.715.

Rapaces protegidas: Ingresaron cinco, dos halcones peregrinos, dos águilas calzadas y un azor. Uno de los halcones, al que habían disparado, murió. En los últimos cinco años, han recibido un centenar de aves tiroteadas.

De los ingresos registrados, 4.791 correspondieron a aves, 334 a mamíferos, 325 a reptiles y 16 a anfibios. Los problemas que les afectan confirman el amplio abanico de amenazas de las que son víctimas las especies silvestres, puntualiza Grefa. Las principales amenazas continúan siendo venenos, cazadores desaprensivos, electrocuciones o colisiones con tendidos eléctricos, atropellos, trampas y transformaciones del entorno, entre otras.

El centro también recibió a varias aves rapaces, en algunos casos tiroteadas en el periodo de la media veda, que se abre a final de verano y dura un mes. En él se permite la caza de especies, como la paloma torcaz, la tórtola común y la codorniz.

Este año, ingresaron en el hospital dos halcones peregrinos, dos águilas calzadas y un azor. Uno de los halcones, que había nacido de una de las parejas que crían en los edificios de Madrid, en la terraza del hospital Gómez Ulla, murió a consecuencia de las heridas. En los últimos cinco años han recibido más de un centenar de aves heridas o muertas por disparos.

La cifra de animales recuperados, asciende a 5.806 si se añaden los que la organización cría en cautividad. Son especies amenazadas como el buitre negro, el águila real, el águila perdicera, el cernícalo primilla, la lechuza común y el galápago europeo. El objetivo es liberarlos siguiendo programas de reintroducción de poblaciones silvestres. Y para ello, recuerda Álvarez, necesitan la ayuda de las administraciones públicas, que “cada vez es menor”.

Más información