Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un hombre encuentra una bolsa con 14.000 euros y la devuelve a su dueño

En agradecimiento, el propietario, un empresario gerundense, lo ha obsequiado con un fin de semana por toda la familia en Andorra

Podría calificarse como la buena obra del día. Un operario de la brigada municipal de Girona encontró en un polígono industrial una especie de bandolera que contendía más de 14.200 euros. La llevó a objetos perdidos y, gracias a un documento que había en el interior, la Policía Municipal pudo identificar el propietario y devolvérsela. En agradecimiento, el propietario ha regalado al operario un fin de semana para toda la familia en Andorra.

Los hechos ocurrieron poco después de las nueve de la mañana del pasado jueves 14. Toni Sánchez, fontanero de la brigada, y su compañero estaban revisando el alumbrado del polígono industrial de Mas Xirgu y en uno de las calles vieron en el suelo una bolsa negra. Se acercaron y vieron que era una bandolera. La abrieron, y la sorpresa fue que dentro, aparte de un bocadillo, unas llaves, unas gafas de sol, documentación y algunas monedas, había dos sobres con más de 6.000 euros cada uno.

“Inmediatamente decidí devolverlo, en ningún momento se me pasó por la cabeza quedarme el dinero, a pesar de que después mucha gente me ha dicho que fui tonto”, dice Sánchez. “Imagínate que hubiera sido de alguna persona que lo necesitaba para pagar la hipoteca o por alguna otra cosa así, creo que he hecho bien y según el karma a quien hace el bien le vuelve, o esto espero”, mantiene.

Una vez puesto en contacto con el propietario de la bandolera, un empresario gerundense que no ha querido ser identificado, supo que dentro había 14.276’87 euros y que la bandolera le había caído del coche que tenía aparcado en el polígono justo minutos antes de que la encontraran. La suerte quiso que fuera a parar en manos de una persona honrada y ahora el dueño del dinero, en gratitud, le ha regalado un fin de semana de hotel con la familia. Así, Sánchez, su mujer, la niña de cinco años y el niño de seis meses pasarán unos días en Andorra por Carnaval.