Cataluña pierde 289.900 jóvenes activos desde la reforma laboral

UGT denuncia que 4 de cada 10 parados busca empleo desde hace más de un año

La población activa de entre 16 y 34 años en Cataluña ha caído en 289.900 personas desde que entrara en vigor la reforma laboral de 2012, que introdujo medidas como los contratos de formación de hasta tres años o los de emprendedores, que establecen un periodo de prueba de un año. El número de jóvenes que trabajan o buscan empleo ha pasado de una media de 1.383.900 en 2011 a una de 1.094.000 en 2015, según ha denunciado este jueves la rama juvenil de UGT, Avalot, en el informe Después de la reforma laboral

La portavoz de Avalot, Afra Blanco, ha atribuido esta reducción a que "Cataluña no está creando ocupción equiparable a la formación de sus jóvenes". Blanco ha asegurado que el mercado laboral catalán no ha sabido "estar a la altura" de la preparación de los jóvenes al apostar por "sectores precarios" como el turismo o la hostelería. La consecuencia es que los más preparados "prefieren irse fuera a trabajar de lo que han estudiado o seguir formándose" . La agrupación ha descartado que esta emigración se deba al deseo de aprender otros idiomas, ya que los principales destinos son otros países de habla hispana como Sudamérica o Centroamérica.

Menos ocupados y más temporales

Quienes se han quedado en la comunidad autónoma se han encontrado con el crecimiento de la temporalidad y del empleo a tiempo parcial. Antes de la última reforma laboral, 56% de los jóvenes asalariados tenían un contrato de duración determinada. El año pasado, la cifra se elevó al 86,8%. "Con la reforma laboral del PP, se ha instaurado la precariedad y la inestabilidad contractual, haciendo que su aprobación y su implementación se incremente", denuncia el informe, elaborado con datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y el Idescat. Entre los menores de 25, la media de horas de trabajo semanales han pasado de ser 30,8 en 2011 a 28 en 2015.

A esto se suma el hecho de que cada vez son menos los jóvenes con empleo. La población ocupada menor de 35 años ha pasado de 1.031.600 personas en 2011 a 835.300 el año pasado. Es decir que se han destruido 196.300 puestos de trabajo. La tasa de paro en los últimos trimestres ha registrado disminuciones de unos pocos puntos porcentuales, pero están influenciadas por la caída de la actividad y no se han reflejado en los datos de ocupación.

Cuatro de cada 10 busca empleo desde hace un año

Más de cuatro de cada 10 jóvenes en el paro busca empleo desde hace más de un año, según Avalot. En 2011, la proporción era de tres de cada 10. El colectivo cuenta con poca cobertura social, algo que ha empeorado en los últimos cuatro años. Solo el 9,3% de los jóvenes desempleados durante el tercer trimestre de 2015 recibía algún tipo de prestación o subsidio frente al 17% de 2011. Medidas como el endurecimiento del Plan Prepara en 2012, que perjudicó a quienes vivían con sus padres, los han dejado desprotegidos.

Avalot ha centrado el informe en la comparación de los datos de 2011 y 2015, pero ha recordado que, respecto a 2007, la situación es aún peor. La agrupación ha lamentado que la reforma de 2012, que fue anunciada como una herramienta para dinamizar el mercado laboral, solo haya servido para precarizado aún más.