Selecciona Edición
Iniciar sesión

La CUP: “Nunca hemos escondido nuestra simpatía por Venezuela”

La diputada Anna Gabriel defiende su viaje para participar en un foro y vería con "inquietud" que se siguiera a activistas políticos

La noticia de que la diputada de la Candidatura d’Unitat Popular Anna Gabriel viajó a Venezuela en un avión fletado por el Gobierno de Nicolás Maduro no genera ninguna inquietud en la CUP. Si alguna sorpresa ha surgido en la formación es porque el hecho tenga alguna relevancia mediática. Así lo ha descrito el exdiputado Josep Manuel Busqueta, que en la información de Antena 3 era descrito como “el enlace” entre la CUP y el Gobierno de Maduro. “¿Que nosotros vemos con simpatía, hemos participado, y en buena medida compartimos muchas medidas con Venezuela? No debe sorprender a nadie, nunca nos hemos escondido”, ha respondido en una entrevista en RAC1 Busqueta, uno de los referentes en economía de la CUP.

La propia Anna Gabriel también ha defendido su viaje a Venezuela en 2014 para participar en la Red de Intelectuales y Artistas en defensa de la humanidad, según declaraciones a Europa Press. En este foro la diputada de la CUP pronunció una conferencia sobre crisis migratoria, y ha destacado que hubo unas conclusiones: "Entre otras cosas, se defendía el derecho a la autodeterminación de los pueblos --al que nosotros somos favorables porque somos independentistas-- y se manifestaba a favor del proceso de paz en el País Vasco".

Gabriel ha insinuado la hipótesis de que las imágenes publicadas el miércoles en las que se la ve subiendo en Madrid a un avión fletado por el Gobierno venezolano las pudieran hacer cuerpos de seguridad españoles, según declaraciones a Europa Press. Y asegura que ve con "inquietud" que pueda haber ficheros ilegales, persecución y seguimiento a activistas políticos.

Busqueta ha definido la Red de Intelectuales y Artistas en defensa de la humanidad como un intento de aglutinar la izquierda en el mundo: “Es un encuentro que se hace de forma periódica para generar un espacio internacionalista, fraternal, fortalecer los lazos de amistad y cooperación entre los diferentes espacios de izquierda a nivel mundial. Desde la primera internacional lo intentamos, con más o menos éxito”, ha apuntado.

El economista no viajó en esa ocasión a Venezuela, pero sí estuvo en el país latinoamericano durante varios meses asesorando en al Gobierno de Hugo Chávez. “Estuve varios meses trabajando en el palacio de Miraflores haciendo temas de asesoría a la presidencia de Venezuela. Fue un regalo, que me ofreciesen la posibilidad de participar, un orgullo intentar aportar algo a un proceso que miramos con mucho cariño y simpatía”.

Más información