Fundación Savia pide que la superficie ecológica llegue al 50% en diez años

La organización ambiental reclama a Díaz la implicación del Gobierno y el Parlamento

ampliar foto

Andalucía está a la cabeza de Europa en superficie dedicada a la agricultura ecológica, con un 15% del territorio, en torno a millón de hectáreas de campo. Su repercusión en el empleo, en el cambio climático, en la defensa del patrimonio y en el asentamiento de la población rural es clave y la Fundación Savia, una entidad volcada en el desarrollo sostenible, ha pedido a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, la incorporación de aspectos fundamentales en el III Plan de Andaluz de la Producción Ecológica, en fase de borrador, y la implicación de todos los niveles políticos, desde el Parlamento hasta las diferentes Consejerías de su Gobierno, para llegar a 2025 con un 50% del territorio andaluz en producción ecológica.

La preocupación de la Fundación Savia viene avalada por la realidad y por las estadísticas. La UE ha registrado incrementos de entre el 88% y el 120% en las tasas de “empleo ecológico”. La OCDE en su informe Hacia el crecimiento verde reconoce que las estrategias en este sector “tienen un elevado potencial para abordar los actuales desafíos económicos y sociales al crear nuevas fuentes de crecimiento que reducen, simultáneamente, el riesgo de sufrir los impactos negativos del crecimiento tales como los desequilibrios de los sistemas naturales”.

Con estas razones, la organización Savia ha trasladado a Susana Díaz la necesidad de convertir el Plan de Producción Ecológica en un proyecto que integre a diferentes consejerías, entre las que, además de Agricultura, estarían Medio Ambiente, Economía, Empleo, Educación o Sanidad. Del mismo modo, solicitan que sea Presidencia la que asuma la coordinación del plan al más alto nivel político y que este integre las entidades públicas que trabajan en el sector.

La Fundación Savia también reclama un pronunciamiento unánime de todos los grupos parlamentarios. De esta forma, se conseguiría un compromiso político firme ante un sector fundamental para el desarrollo de Andalucía.

Entre las medidas concretas que reclama la organización, que agrupa a decenas de entidades y empresas ecológicas, destaca la demanda de un plan especial de inclusión de energías renovables, un programa de renovación de las infraestructuras, la potenciación de mercados, el consumo de productos verdes en colegios, hospitales y centros sociales y la promoción de la formación, la investigación y la industria familiar en el campo.

Savia también advierte de la necesidad de revisar el ámbito de la certificación para asegurar la confianza de los consumidores, de las graves amenazas que sufre la ganadería extensiva y de la necesidad de llevar el ecologismo al ámbito de la educación y el turismo.

Si Dinamarca es un modelo, sus objetivos son una referencia: duplicar la producción ecológica en cuatro años y que el 100% de su agricultura sea orgánica en un futuro próximo. La meta, para la Fundación Savia es igualmente clara: seguir esta estela, ponerse al frente y colocar a Andalucía a la vanguardia en el crecimiento sostenible y sostenido.

Más información