Selecciona Edición
Iniciar sesión

Jordi Sierra i Fabra gana el Edebé por tercera vez

El libro premiado tiene como protagonista a un huérfano que hace de ayudante de un alquimista

“El Edebé es ese premio al que se presentan cientos, pero siempre gana Jordi Sierra i Fabra”. Así, parafrasenado al futbolista Gary Lineker, se anunció ayer a uno de los dos ganadores del Edebé, de los mejores dotados de la literatura infantil y juvenil. Este año se repartirán los 55.000 euros el veterano Sierra i Fabra (Barcelona, 1947), vencedor en la categoría infantil con L’aprenent de bruixot i Els Invisibles, y el murciano Luis Leante (Caravaca de la Cruz, 1963), cuyo libro Fuig sense mirar enrere se ha impuesto en la modalidad juvenil. Los textos, que aparecerán en marzo, han sido elegidos de entre 325 originales en castellano, catalán, gallego y euskera.

L’aprenent de bruixot i Els Invisibles tiene como protagonista a un huérfano que hace de ayudante de un alquimista. Cuando vierte tres gotas de una pócima que debía transportar intacta, volverá a la vida el cadáver de un niño asesinado. “Lo escribí en seis días, pero he necesitado sesenta años de experiencia”, asegura Sierra i Fabra, quien a sus 68 años ha publicado 400 títulos. El escritor barcelonés ya se había hecho con el Edebé en 1994 y 2006. Leante también trata en su manuscrito la muerte, pero asegura que el libro "no es ni tétrico, ni macabro, ni morboso". Está escrito en segunda persona: un adolescente habla con su padre fallecido mientras se ve envuelto en una persecución que incluye todos los elementos de la novela negra.