Golpe a la metanfetamina, droga consumida “para trabajar más”

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana detienen a 28 personas en una operación que se inició en 2014

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han finalizado esta mañana una operación policial contra el tráfico de metanfetamina iniciada en 2014 y que ha concluido con 28 detenciones, la mayoría efectuadas entre la semana pasada y esta mañana. Un equipo de agentes de ambos cuerpos policiales ha conseguido desmantelar la asociación y han decomisado ocho kilogramos de la citada sustancia estupefaciente que tiene muy pocos consumidores en España.

Sobre las seis de la mañana de hoy, 150 agentes de ambos cuerpos, han iniciado un dispositivo en el que han realizado una decena de entradas simultáneas, seis de ellas en el distrito barcelonés de Ciutat Vella, tres en Sants-Montjuïc y una en Ripollet. Los policías han arrestado a una docena de personas, la mayoría de ellas de origen filipino. “En los domicilios nos hemos encontrado arsenales de armas simuladas -y no simuladas- y droga escondida debajo de somieres o dentro de filtros de cigarrillos”, ha informado esta mañana el intendente de la comisaria de Ciutat Vella, Antonio Sánchez.

El intendente de la Guardia Urbana de Ciutat Vella, Benito Granados, ha asegurado que la investigación se inició en 2014 cuando averiguaron que “vecinos de origen filipino de la ciudad estaban adquiriendo metanfetamina, una droga que no consumen los españoles debido al impacto que provoca en la salud, y que suministrado en pequeñas dosis tiene un efecto estimulante”. Los agentes comenzaron una investigación para averiguar quién vendía la droga cuyos consumidores solían ser camareros y cocineros, “la mayoría de origen filipino”, e incluso tripulaciones de barcos que acababan de amarrar en Barcelona.

Tras las primeras detenciones inician una investigación para saber cómo llegaba la droga hasta Barcelona. La sustancia provenía de Sudáfrica, desde allí los narcotraficantes la llevaban a Nigeria y desde allí a Barcelona. Posteriormente se distribuían en la capital catalana a los consumidores finales o incluso se transportaba a Madrid o Italia.

La semana pasada ambos cuerpos policiales tuvieron que precipitar la detención de nueve personas ­–en el barrio barcelonés de Ciutat Meridiana, en un piso de Montcada i Reixac y en otro de Barberà del Vallès (Vallès Occidental)- entre los que se encontraba una menor y el líder de la banda organizada. La operación tuvo que precipitarse ya que los agentes detectaron que el máximo responsable de la organización iba a coger un vuelo hacia Nigeria donde obtenía la droga. Los policías le arrestaron a bordo de un taxi dirección al aeropuerto del Prat.

No hay ninguna persona de origen español entre los arrestados, la mayoría de ellos son nigerianos, filipinos y dominicanos.

Las doce personas detenidas hoy pasarán el próximo viernes a disposición judicial. De los nueve arrestados la semana pasada el juez dictó la orden de prisión para tres de ellos. Según el intendente Sánchez el gramo de esta sustancia de metanfetamina se vende a 250 euros por lo que la organización podía haber conseguido más de dos millones de euros con la venta de los ocho kilogramos de droga que se han decomisado. El intendente de la Guardia Urbana Benito Granados ha concluido que gracias a la actuación de ambos cuerpos “hay gente peligrosa que deja de estar en circulación”.

Más información