Selecciona Edición
Iniciar sesión

Barberá habla sobre Irán cuando se le pregunta por ‘Ritaleaks’

La exalcaldesa de Valencia reaparece para criticar al PSOE por ceder escaños a ERC y DL

La exalcaldesa de Valencia Rita Barberá llevaba según sus cálculos seis meses sin comparecer ante la prensa. La senadora popular lo ha hecho este martes en la sede del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, acompañada por tres compañeros de partido en la Cámara Alta, para criticar la decisión del PSOE de ceder escaños a ERC y Democràcia i Llibertat para que formen grupo. Los populares han recordado que estos dos partidos están al frente del proceso independentista en Cataluña.

Barberá, que perdió en mayo la alcaldía tras 24 años gobernando Valencia, ha opinado sobre el PPCV, al que ve "recuperado del golpe durísimo" que significaron las pasadas elecciones autonómicas y municipales. Sobre el PP de la ciudad de Valencia, del que ha manifestado que le cuesta mucho "colocar mensajes". Sobre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, al que ha calificado de "presidente figurante". Sobre el nuevo equipo de Gobierno en Valencia, del que le ha dicho que le "sorprende" todos los días para mal y del que ha deslizado que pudo cometer irregularidades en la fiesta de Nochevieja organizada en la plaza del Ayuntamiento.

Preguntada por la investigación abierta por la fiscalía sobre sus gastos de representación, el llamado Ritaleaks, que incluye pagos en hoteles de la regidora de hasta 700 euros la noche, en el que el ministerio público ha solicitado una prórroga de seis meses para proseguir las indagaciones, Barberá ha declinado contestar. En vez de ello, se ha girado hacia el también senador popular Pedro Agramunt y le ha dicho: "Pedro, ¿hablamos de Irán?".

Agramunt se ha referido a supuestas investigaciones sobre financiación irregular de Podemos por parte "de la dictadura venezolana, la dictadura teocrática iraní y Moscú".

Barberá y Agramunt han considerado que unas nuevas elecciones generales no serían convenientes y han defendido un pacto entre PP, Ciudadanos y PSOE para formar gobierno ante la gravedad del reto soberanista en Cataluña. Un acuerdo que requeriría "un gran esfuerzo de generosidad" y anteponer España a intereses "partidistas y sectarios".

Ambos senadores han rechazado que la búsqueda del entendimiento pueda pasar por la retirada de Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones y candidato popular en las elecciones."Rajoy ha sacado a España del hoyo y ha conseguido más votos", ha destacado Agramunt.

La exalcaldesa de Valencia ha evitado responder a preguntas sobre el caso Nóos. Y, en concreto, sobre la reciente afirmación del juez instructor José Castro, que dijo que él había hecho lo posible para que Barberá y el expresidente valenciano Francisco Camps se sentaran en el banquillo de los acusados enviando una exposición razonada de motivos al Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana.

La exregidora ha señalado que será "un testigo más" en el juicio. "No me hagan hablar de algunos magistrados porque no debo, aunque ha sido el presidente de la Audiencia balear el que ha puesto en su sitio al magistrado", ha añadido en referencia al juez Castro.

Barberá, que no participó en la campaña de las generales, ha dicho que después de los "malísimos resultados en las elecciones autonómicas y municipales" se autoimpuso un "silencio respetuoso, oportuno e inteligente". Pero no tiene pensado retirarse: "No tengo ninguna intención de irme. Al revés".

La exalcaldesa apenas ha opinado sobre el trabajo de su sucesor al frente del grupo municipal del PP, Alfonso Novo. Sí ha alabado la labor de Isabel Bonig, que sustituyó a Alberto Fabra en la presidencia de su partido en la Comunidad Valenciana, de la que ha dicho que está teniendo "un acierto tras otro". "Tiene mucha ilusión, convicción y transmite muy bien, y esto es muy importante. Siempre habla de recuperar el alma del partido. Me parece que es una frase oportuna y afortunada".

Más información