Selecciona Edición
Iniciar sesión

Siete horas para un certificado

Enseñanza amplía el plazo de entrega del documento de penales por el caos en la única oficina que lo tramita en Cataluña

El trámite para obtener de manera presencial el certificado de antecedentes penales se ha convertido en un verdadero calvario para cientos de profesores que quieren ingresar a la bolsa de interinos del departamento de Enseñanza o personas que aspiran a tener trabajos donde tengan contacto con menores. Las filas de hasta siete horas y desde la madrugada; el colapso de la web donde se podía hacer de manera telemática y la tramitación de solo 400 personas por día ha hecho que la Generalitat prorrogue hasta marzo el límite entregar este documento y así quitar presión sobre el local del Ministerio de Justicia en la calle Garcilaso, en Barcelona.

La ya de por sí ocupada oficina —donde también se apostillan documentos para el extranjero—se ha saturado aún más después de la reforma de la ley de Protección Jurídica del Menor incluyera la necesidad de tener el certificado de penales para los docentes y, por ejemplo, monitores de colonias. Antes de la prórroga, las personas que se quieran postular para la bolsa de docentes tenían que entregar los documentos antes del 8 de febrero. El término comenzó el pasado lunes.

“Es tan complicado hacerlo por Internet que prefieres venir y tragarte la cola”, explicó Pau Andreu, de 20 años, y que quiere trabajar en una casa de colonias esta verano. Andreu llegó sobre las tres de la mañana y tuvo suerte de conseguir uno de los turnos. “Para hacerlo por la web te piden un lector de DNI para la firma electrónica. ¿Quién tiene eso en su casa?", ironiza el joven, que hizo fila al lado de personas que venían de poblaciones de Lleida, Girona y Tarragona. Hubo hasta denuncias de venta de sitios en la cola.

Las seccionales de educación de CCOO y UGT han criticado “el caos” que se vive en la oficina y creen que Enseñanza debería haber tenido en cuenta esta dificultad. Desde CCOO además denuncian que todavía no se ha puesto en marcha el Registro Central de Delincuentes Sexuales, lo que permitiría evitar el trámite. Justicia asegura que ha reforzado con dos personas el turno y niega que haya problemas con la página web.