La Junta simplifica los requisitos para obtener las ayudas del B1

Agricultura amplía en 70 millones los fondos para facilitar la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria y ganadera en un plan para fomentar el relevo generacional

La Junta facilitará que los universitarios puedan acceder a las ayudas para la obtención del título de idiomas B1. El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes modificar los requisitos de acceso a estos fondos para ampliar el número de beneficiarios. "Somos la primera comunidad autónoma en España que facilita la adquisición de este título. Es una medida de justicia social", ha declarado el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, en el Palacio de San Telmo, en Sevilla. Este título es un requisito indispensable para que los universitarios puedan cerrar sus expedientes.

El nuevo procedimiento, que se aplicará en la segunda convocatoria de estas ayudas, tendrá un presupuesto inicial de tres millones de euros. Entre las modificaciones se establece que los estudiantes podrán pedir esta ayuda siempre que hayan sido beneficiarios del plan general de becas del Ministerio de Educación durante cualquier curso, en contraposición al requisito anterior, que exigía ser beneficiario de la beca estatal durante el mismo curso en el que se solicitaba la ayuda. Actualmente, unos 60.000 alumnos de enseñanzas superiores son beneficiarios de las becas estatales.

Otra de las modificaciones establece que las ayudas se podrán obtener con independencia del curso en el que se consiguiera la acreditación de idiomas. La Consejería de Economía, que registró el curso pasado 5.100 solicitudes de ayudas, pasa también las competencias de su gestión a las universidades. "Con ello se agilizará el proceso y se reducirán trámites burocráticos", apunta en una nota.

Por otro lado, la Junta amplía en 70 millones las ayudas de 2015 para facilitar la incorporación de jóvenes a la actividad agrícola y ganadera. La consejera de Agricultura, Carmen Ortiz, que ha comparecido tras el Consejo de Gobierno, ha destacado que con este aumento presupuestario no se excluirá a ninguno de los 1.567 solicitantes que cumplen los requisitos en esta convocatoria. "Esta apuesta pone de relieve el esfuerzo para favorecer el relevo generacional en un sector estratégico. Es un apoyo a la economía en el medio rural y a la innovación en el sector", ha declarado.

Este aumento presupuestario multiplica por 4,5 el montante inicial dedicado a este programa, diseñado en un principio con 20 millones. Supone además, para solo un año, el doble de lo destinado en este mismo plan en el marco 2007-2013, para el que se destinaron 45 millones. "Me gustaría pensar que los jóvenes ven cada vez más claro que la agricultura ofrece empleos de cualificación", ha dicho. Estas ayudas, que oscilan entre los 30.000 y 60.000 euros, están destinadas a personas de entre 18 y 41 años y se complementan con los cursos de formación del IFAPA, para los que hay destinados 500.000 euros en 2016.